La Cordillera Cantábrica, un final de año infeliz

Las estaciones de la Cordillera Cantábrica esperan un 2017 con mucha nieve/
Las estaciones de la Cordillera Cantábrica esperan un 2017 con mucha nieve

Las estaciones del norte del país aún no han podido inaugurar una temporada que se espera relanzar en el mes de enero

JUANJO G.madrid

Empezó siendo un año totalmente irregular en sus pistas, las precipitaciones en forma de nieve caían de manera intermitente y apenas era posible acumular buenos espesores en unos dominios que sobrevivieron semanas, en algunos casos, con poco más de 1 kilómetro para esquiar. Unas condiciones paupérrimas que cambiaron con la entrada de un mes de febrero que llegaba cargado de buenas noticias y que permitió alargar la temporada al máximo.

Fueron meses complicados para una Cordillera Cantábrica que, a pesar de las expectativas creadas, en este diciembre no ha podido remontar. El gran puente era la primera prueba de fuego para los centros montañosos del norte del país, pero el viento y las condiciones meteorológicas fueron adversas e impidieron que la nieve cuajase en las estaciones.

Durante algunas jornadas, y en dos ocasiones, Manzaneda fue la única privilegiada que pudo hacer disfrutar a un buen número de amantes de los deportes invernales. El estado de sus instalaciones fue aceptable, pero el sol reinante durante las últimas semanas hizo imposible mantener el dominio de cara a unas navidades en las que únicamente es posible acceder a las pistas para realizar visitas de uso turístico, que cada vez se están poniendo más de moda a falta de buenas condiciones.

Leitariegos, Fuentes de Invierno y San Isidro ya han anunciado sus intenciones de inaugurar la temporada para la jornada del 2 de enero, pues se espera que las temperaturas caigan en picado y regrese el oro blanco. No será tarea sencilla que el Año Nuevo traiga la felicidad a todos estos centros montañosos, que por el momento no pueden anunciar una apertura que es muy necesaria para impulsar un turismo muy atractivo.

Falta por ver si Valgrande-Pajares y Alto Campoo se hacen su propio regalo de Reyes. Sería la mejor noticia para una Cordillera Cantábrica que se encuentra lejos de vivir sus mejores días. Con todo el país rebosante de nieve, se trata de la zona más afectada. La llegada de las nevadas se espera en el mes de enero.