Afueras de la feria

Esta noche toca pregón y cómo hemos cambiado

Pablo Aranda
PABLO ARANDAMálaga

El terral nos ha dado una tregua y esta noche escucharemos a Adelfa Calvo pregonar la feria, la más larga del sur de Europa. Adelfa Calvo es una gran actriz que canta como los ángeles, qué bien que nos represente. Esta noche subirá al escenario y media Málaga estará pendiente de ella. Hablar para todo el mundo es complicado y Málaga está llena de tribus. Es necesario un pacto de convivencia para no volver del todo a la selva. Cada vez hay más turistas y cada vez la gente de Málaga es más biológicamente de Málaga. Antes era complicado que en una reunión hubiese alguien cuyo padre o madre no fuese de fuera. La mezcla es buena seña de identidad y tener un ojo y un pie en otra parte evita mirarse continuamente el ombligo, que enseguida se llena de pelusa. El modelo de Málaga prometía, y ahora el modelo de Málaga amenaza. El alquiler de una habitación en un piso compartido cuesta ya 322 euros. En otras ciudades es todavía más alto, pero vamos por buen camino. El terral es un castigo y el aire acondicionado un alivio con trampa. Por la mañana nos duele la garganta y a final de mes nos reímos con la factura. Cádiz tiene más viento, y un alcalde que ofrece su ciudad para acoger personas del Open Arms, cuya derrota tiene su mismo nombre. Durante la feria llegarán a Málaga 7 cruceros con un total de 15.000 turistas. Una invasión en toda regla. La estancia será breve y un leve ciclo de siete olas chicas anunciará el paso de los barcos.

El antiguo edificio de Correos parecía ideal para nuevas habitaciones, según la tendencia. La idea de oficinas merece ser llevada a cabo, a pesar de la ciudad con 12 días de fiesta. En Marbella venden la vivienda de Juan Antonio Roca, pero con Juan Antonio Roca dentro. El pisito tiene 532 metros en una sola planta, ocho dormitorios y seis baños. En estos casos siempre imagino que me invitan y me toca uno de los dos dormitorios sin baño. Para ir de la cocina al salón habrá que tomar un patinete. Me imagino viviendo en esa casa grande, con Roca sentado en el sofá en pijama. Encima seguro que no suelta el mando de la tele. España sigue siendo buena y ya tenemos dos guardias civiles de origen chino. El primer destino de uno de ellos fue en Tarragona. La Guardia Civil compró una partida de tricornios made in China y no encajaban en los cráneos de los españoles de siempre. Ahora los hacen en Sevilla, no a los españoles sino los tricornios. Ya toca disfrutar sanamente y vamos a empezar bien, con el pregón de Adelfa Calvo. Dicen que el terral también aparecerá en feria, pero en 12 días da tiempo a que aparezcan todos los climas posibles. Un mar de gente llenará esta noche la playa y los perros se refugiarán bajo la mesa de los fuegos artificiales. Que ustedes lo pasen bien.