Urkullu y Barkos se alían en defensa de la singularidad foral

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y el lehendakari, Iñigo Urkullu./
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, y el lehendakari, Iñigo Urkullu.

El lehendakari y la presidenta de Navarra declaran su voluntad de "fortalecer y ampliar" relaciones tras su primera reunión y acuerdan crear una estructura permanente de colaboración entre ambas comunidades

OLATZ BARRIUSO

El lehendakari Urkullu y la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, se han comprometido esta mañana a "trabajar conjuntamente" en defensa de la singularidad de los territorios forales, cada uno desde su ámbito de soberanía pero ambos "ojo avizor" ante cualquier pretensión del Gobierno central de recortar o atacar el Concierto vasco y el Convenio navarro. "Vivimos tiempos convulsos que nos invitan a trabajar y estar ojo avizor" frente al "espíritu recentralizador" del Gobierno central y el posible "cercenamiento" del autogobierno, ha advertido Urkullu tras su reunión con Barkos, la primera desde que fue investida presidenta con el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra y el inicio de una senda que ambos quieren que sirva para "normalizar" las relaciones entre ambas comunidades tras la etapa de UPN, además de " ampliarlas y fortalecerlas". Barkos, por su parte, ha "saludado" el concepto de nación foral defendido ayer por el lehendakari en el Parlamento, "una propuesta de entidad y altura política a la que solo puedo dar la bienvenida".

más información

Tras una hora de reunión que ha continuado tras la comparecencia conjunta de ambos presidentes en el salón verde de la sede del Gobierno de Navarra, Urkullu y Barkos han abogado por "recuperar" la colaboración entre ambas comunidades, unidas por "indudables lazos históricos y culturales que nos vinculan". La cita, histórica por ser la primera entre dos presidentes nacionalistas tras la conformación del Gobierno del cambio en Navarra, ha servido asimismo para avanzar en aspectos muy concretos de la relación, por ejemplo para desbloquear el conflicto por la emisión de la señal de ETB en Navarra, una cuestión de "voluntad política" y no de presupuesto, según ha destacado Urkullu, que permitirá sintonizar la televisión pública vasca en todo el territorio de la comunidad foral. Además, ambos han acordado crear una estructura permanente y estable de colaboración entre los dos Ejecutivos. Urkullu y Barkos llevaran personalmente la relación política y dejaran en manos de representantes de los distintos departamentos los asuntos de carácter sectorial. Asimismo, Euskadi y Navarra actualizarán el protocolo marco general que firmaron en 2009 Patxi López y Miguel Sanz, ahora ampliado, firmaran en breve un nuevo convenio sanitario e impulsarán el regreso de la comunidad foral a la eurorregión Aquitania- Euskadi.