La Policía abre dos expedientes al comisario que investigó a Villarejo

Los motivos de ambos expedientes no han sido aclarados por la Dirección General del cuerpo, que ya apartó de su puesto al frente de la comisaría de Chamartín a Jaime Barrado para relegarlo a la de Carabanchel

MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

El Ministerio del Interior ha abierto dos expedientes disciplinarios al comisario Jaime Barrado, el mando policial que el pasado mayo reactivó la investigación por una supuesta agresión por encargo a una médico contra el polémico comisario José Villarejo, el mando policial que grabó en secreto al expresidente de la comunidad de Madrid Ignacio González, que ha sido investigado por sus millonarios negocios y que el departamento que dirige Jorge Fernández mantiene en su puesto.

El Comisario D. José Manuel Villarejo Pérez ha asegurado que «el motivo por el que el Comisario Jaime Barrado ha sido cesado de su cargo no tiene relación con ninguna investigación realizada por el mismo, sino con sus responsabilidades por unos hechose muy graves que dieron lugar a la apertura de diligencias judiciales en vía penal. Concretamente, le han abierto un expediente disciplinario por unos hechos muy graves ocurridos en la Comisaría de distrito de Chamartín y por los que la Unidad de Asuntos Internos de la Policía ha abierto una investigación que ha concluido en una denuncia interpuesta en los Juzgados de Plaza de castilla por la presunta comisión de un delito y de lo que actualmente tiene conocimiento el Juzgado de Instrucción nº 52 de Madrid».

Los motivos de ambos expedientes no han querido ser aclarados por la Dirección General de la Policía, que no obstante ya apartó de su puesto al frente de la comisaría de Chamartín (Madrid) a Barrado para relegarlo a la de Carabanchel.

Tanto su obligado cambio de destino como los dos expedientes se han producido poco después de que el pasado 19 de mayo el comisario citara a la doctora Elisa Pinto para reactivar la investigación sobre la agresión que sufrió el 10 de abril de 2014 cuando un desconocido le apuñaló en el costado y, según su versión, le advirtió para que cesara sus denuncias por acoso sexual contra por el consejero delegado del Grupo Villar Mir, Javier López Madrid. La médico, en dos ocasiones y sin género de dudas, reconoció en diferentes fotografías a Villarejo como la persona que le apuñaló.

La doctora en diferentes denuncias ha relatado que el polémico comisario destinado a servicios especiales le amenazó en varias ocasiones para que no denunciara a López Madrid, quien ya está imputado por este caso y contra el que consta una orden de alejamiento.

El pasado abril, Interior también fulminó al otro mando policial que osó investigar a Villarejo: el entonces máximo responsable de Asuntos Internos, Marcelino Martín-Blas Aranda, el comisario que indagó las supuestas irregularidades del controvertido comisario como "agente encubierto" de la Policía.

Martín-Blas, que fue la persona que dirigía la investigación que vinculó a Villarejo con el 'Pequeño Nicolás', fue enviado al Consejo Asesor de la Policía, lejos de cualquier puesto de responsabilidad operativa.