García Urbano dice que el tren litoral se podría hacer por concesión privada hasta Estepona

El alcalde de Estepona durante su ponencia ante el CIT /Charo Márquez
El alcalde de Estepona durante su ponencia ante el CIT / Charo Márquez

El alcalde también se muestra dispuesto a liderar la recuperación del litoral con fondos municipales

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

Hacer el tren litoral con fondos privados. Ha sido la llamativa propuesta que el alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha hecho ante empresarios de la zona durante su ponencia 'Estepona, un modelo de calidad de vida' organizada por el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de Marbella.

García Urbano está convencido de que hay fondos de inversión internacionales (de los que no ha dado más detalles) interesados en hacer la línea ferroviaria entre Fuengirola y Estepona, siguiendo el modelo de las autopistas de peaje. «Si hay estudios económicos que demuestran que va a ser rentable, ¿por qué no exploramos esa vía?» se ha preguntado. Y ha insistido en que si el problema para ejecutar el proyecto del tren litoral es económico, puede recurrirse al sistema de concesiones. El regidor se ha quejado además de que no ha habido un tratamiento «serio» del proyecto y que de vez en cuando las administraciones se asoman por aquí con este asunto.

Según los estudios realizados por el Ministerio de Fomento, sería preciso una inversión entre 2.370 a 3.850 millones de euros para acometer esta actuación, dependiendo del trazado elegido para conectar Marbella y Estepona con la red ferroviaria. A lo largo de las décadas en las que este proyecto ha estado en la agenda pública, nunca se ha presentado un inversor externo para acometerlo.

En nuestro país no existen tramos de la red ferroviaria en manos privadas. ADIF, la entidad pública empresarial dependiente del Ministerio de Fomento, es propietaria de las vías e infraestructura ferroviaria en territorio español y responsable de la construcción y gestión de las líneas. Aunque en 2020 la liberalización ferroviaria será un hecho con la entrada en vigor del IV paquete de liberalización ferroviaria, que permitirá que otras compañías distintas a Renfe puedan operar en nuestro país. Aunque otra cosa sería construir redes ferroviarias.

En Galicia la empresa alemana Arriva ha recibido el visto bueno final de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para desarrollar su línea de tren entre A Coruña y Oporto.

La segunda propuesta que ha lanzado el alcalde durante su discurso es que está dispuesto a regenerar las playas, incluso con medios propios. «Basta de tonterías con el cambio climático, con que eso no tiene solución y basta de gastar dinero absurdamente echando toneladas de arena en las playas todos los años si sabemos que con la primera levantera o ponentera se va», ha señalado al tiempo que ha comentado que será necesario establecer mecanismos de colaboración con otras administraciones o incluso asumir el gasto por parte del Ayuntamiento.

«Los ciudadanos entienden que aunque no es competencia del Ayuntamiento hay unas prioridades necesarias, como el Hospital, y otras opciones de inversión pueden quedar atrás. Si hay que regenerar el litoral se puede hacer porque no cuesta tanto. Hay más problemas de tramitaciones medioambientales y burocráticas que lo que cuesta«, ha apuntado.

Respecto a la situación urbanística del municipio, el alcalde ha adelantado que, antes de tres meses, su equipo de gobierno decidirá si modifica el PGOU de 1994 pero, independientemente de ello, cree que más que instrumentos jurídicos o urbanísticos, hay que recurrir a la «persuasión» para convencer a los inversores de que bajen las densidades y optar por la calidad más que por la cantidad.