El Ayuntamiento de Marbella concede licencia para la reforma del hotel de la estación de autobuses

Desde el exterior puede comprobarse el avance de las obras. /Charo Márquez
Desde el exterior puede comprobarse el avance de las obras. / Charo Márquez

Gestionado por los propietarios de un club de alterne de Málaga, se asienta sobre un equipamiento escolar

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZ

Más de doce años ha permanecido cerrado y ahora podría recuperar la función para la que fue construido inicialmente. El Hotel Ciudad de Marbella, anexo a la estación de autobuses, está siendo reformado tras obtener una licencia de obra interior, aunque desde el exterior puede comprobarse la envergadura de la actuación.

No es la primera vez que los propietarios del edificio tratan de reflotarlo ya que en 2007 iniciaron una reforma que fue paralizada por carecer de licencia.

La empresa Lopezgo S.L. ha obtenido una licencia de reforma interior por valor de 446.000 euros para remodelar este inmueble que se asienta sobre un suelo calificado como equipamiento educativo en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del 86, al igual que la cafetería y la gasolinera contiguas.

Fuentes municipales han confirmado que el hotel se encuentra fuera de ordenación «pero puede obtener una licencia de obras para reforma interior o mantenimiento». Las mismas fuentes han señalado que la empresa cuenta con una licencia para uso hotelero.

La historia de este hotel no está exenta de polémica. Se construyó ilegalmente en la época de Jesús Gil sobre suelo educativo y entró en funcionamiento en 2002, por escaso periodo de tiempo. La empresa constructora, Alozaima S.L., denunció al Ayuntamiento por el impago de 364.000 euros. En 2012 los tribunales exoneraron al Ayuntamiento del abono de esta deuda al aceptar la tesis municipal de que el importe no correspondía a una obra real y que, además, era una reclamación extemporánea porque se había realizado dos años después de que finalizara la edificación.

En 2007 la comisión gestora decretó la suspensión de las obras que se realizaban sin ningún tipo de permiso en el citado hotel Ciudad de Marbella, con categoría de tres estrellas. Los propietarios del hotel, en esos momentos, eran los mismos de Scandalo, uno de los clubes de alterne más famosos y grandes de Málaga.

Las obras de reforma comenzaron entonces, en 2007, como un simple lavado de cara de las habitaciones, pero sin solicitar los permisos pertinentes. Inspectores de la Delegación Municipal de Urbanismo detectaron la presencia de un contenedor de residuos de obra en la calle y comprobaron in situ que se estaban acometiendo trabajos de acondicionamiento en el interior, sin ninguna licencia y sin saber cuál era su finalidad.

El entonces vocal de Urbanismo de la Comisión Gestora, Rafael Duarte, explicó entonces que el suelo estaba destinado, según el Plan del 86, a albergar el conservatorio municipal, y además, carecía de licencia de apertura y, por tanto, de actividad. Ahora sí cuenta con licencia de obras y también de uso hotelero, pero se desconocen más detalles sobre el proyecto.

La ficha económica de la empresa Lopezgo S.L., que puede consultarse en internet, refleja que la actividad de la empresa es el alquiler de bienes inmobiliarios por cuenta propia y la fotografía de su ubicación es la del local 'New Scandalo' de Málaga.

Más