Adjudicadas las obras para que el Puerto Deportivo de Marbella pueda recibir lanzaderas de cruceros

El Muelle de espera se estirará para que puedan atracar las lanzaderas. /SUR
El Muelle de espera se estirará para que puedan atracar las lanzaderas. / SUR

El Ayuntamiento negociará con los empresarios del recinto náutico la fecha de inicio de los trabajos, que se prolongarán durante dos meses

Mónica Pérez
MÓNICA PÉREZMarbella

El Ayuntamiento de Marbella da el impulso definitivo a la ampliación del muelle de espera del Puerto Deportivo 'Virgen del Carmen ' con la adjudicación de las obras que permitirán que el recinto pueda acoger a lanzaderas provenientes de cruceros. Tras varios meses de tramitación de la licitación, a la que se han llegado a presentar tres empresas, los trabajos se han adjudicado a Rivervial Grupo Constructor por un presupuesto de 54.662,21 euros. El objetivo de esta actuación es convertir al puerto, el único de los cuatro de la ciudad bajo gestión municipal, como punto de encuentro del turismo náutico y de cruceros.

«Es una actuación que va a permitir que Marbella pueda albergar, por primera vez, lanzaderas de cruceros que hasta ahora no habían podido llegar, pese al interés demostrado, debido a que no se contaba en el recinto con la infraestructura adecuada», explica el concejal de Medio Ambiente, Playas y Puerto, Manuel Cardeña.

Pese a que el equipo de gobierno abrió la licitación el pasado verano con la vista puesta en tener la obra concluida para esta Semana Santa, lo cierto es que los tiempos que ha exigido la tramitación administrativa y los pertinentes permisos han demorado la adjudicación. Ahora, desde el Consistorio se consultará a los empresarios del puerto para consensuar cuándo dar inicio a las obras, si antes o después del verano. «La idea es tomar el pulso al sector para que decidan si quieren que las obras se inicien ya o esperamos al mes de septiembre, una vez concluida la temporada alta de turistas», indica el edil.

El muelle, que en la actualidad tiene una longitud de unos 25,78 metros (ocupada en la mitad por los surtidores de combustible), se incrementará con una plataforma, como pantalán, sobre dos atraques de 8 metros de longitud y 7,30 metros de anchura, y se acondicionará un pasillo peatonal hasta las terrazas. Ello supone que el nuevo muelle de espera dispondrá de una superficie total de 58,40 metros cuadrados, en la que disminuye la superficie de agua, de los que 48 metros cuadrados corresponden a la superficie destinada al atraque.

Con este proyecto se conseguirá que las personas que lleguen por mar, a través de estas lanzaderas procedentes de los cruceros que fondeen frente al litoral marbellí, puedan disfrutar con más facilidad de la oferta de los más de 80 establecimientos del Puerto Deportivo. Sólo el barco Fly Blue, que cubre la ruta entre Marbella y Puerto Banús, mueve más de 1.500 personas diarias en temporada alta, según datos municipales.

Una vez que concluya la obra programada, para la que se ha fijado un plazo de ejecución de dos meses, se va a permitir el atraque de barcos de hasta 40 metros de eslora en el muelle de espera.

La actuación se completará con la instalación de elementos de amarre, así como con el acondicionamiento de un vial peatonal de tres metros de ancho desde la nueva plataforma hasta la entrada del varadero y un cerramiento de la zona de varada para separar los espacios de trabajo de los peatonales. En total, la superficie sobre la que se actuará será de 302 metros cuadrados.

Fases de trabajo

El proyecto redactado por el ingeniero técnico de obras públicas Francisco Javier Valero Guerra contempla varias fases para la ejecución de los trabajos. Comenzando por demoliciones y movimientos de tierra, cimentaciones (construyendo una bancada de apoyo de 2,2 metros y 1,25 metros de profundidad media de hormigón armado); la construcción y colocación de bloques (de medidas de 1,50 x 1,50 y 1,10 metros de altura, de hormigón en masa para armar); la construcción y colocación de vigas de pantalán (vigas de doble t, de 80 centímetros de altura y 7,30 metros de longitud, colocadas sobre los bloques, y de 50 centímetros de altura y 9 metros de longitud, colocadas sobre las vigas anteriores); y construcción de losa de pavimento (de 20 centímetros de espesor en ampliación del muelle de espera, y de 30 centímetros en reposición en el acceso de peatones, de hormigón en masa).

Se completa el plan de trabajos con la reposición de instalaciones de baja tensión, alumbrado y abastecimientos de agua afectadas por la ejecución; la adecuación del acceso peatonal, con la aplicación de tratamiento sobre soleras de hormigón; el cerramiento del varadero (que será fijo, de dos metros de altura en el lado del foso de elevación, con una longitud de 27 metros y de 51 metros de un metro de altura movible. El resto del cierre será con barandas, pilastras y barrotes verticales); gestión de residuos y elementos de seguridad y salud.

El Puerto Deportivo de Marbella está a la espera además de otro importante proyecto que cambiará su fisonomía actual. Se trata de un paseo central peatonal que permitirá conectar el recinto portuario con el paseo marítimo. A la licitación abierta hace unos meses se han presentado 30 empresas, según informan desde el área municipal de Puerto. Se espera que la adjudicación esté cerrada en unas dos semanas.