Los dos heridos graves en el accidente del tren en Málaga están fuera de peligro

Foto tomada tras el accidente./Salvador Salas
Foto tomada tras el accidente. / Salvador Salas

El tren de media distancia que hace el recorrido entre Sevilla y Málaga ha arrollado sobre las tres de la tarde a un camión que pasaba por un paso a nivel sin barreras

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Un tren de media distancia que cubría el servicio entre Sevilla y Málaga ha arrollado a un camión en un paso a nivel entre Fuente de Piedra y Bobadilla. El suceso ha ocurrido hacia las 15.00 horas de la tarde de hoy. Los dos ocupantes del vehículo se encuentran graves, mientras que dos pasajeros del convoy han sufrido daños leves a causa de la colisión y una mujer embarazada se ha golpeado, según han precisado desde el centro de emergencias 112. Esta tarde se conocía que los dos ocupantes del vehículo arrollado, pese a seguir con pronóstico grave estaban fuera de peligro y no se teme por sus vidas. Uno de ellos fue trasladado en helicóptero a Carlos Haya, mientras que el otro fue trasladado a Antequera en ambulancia. El convoy siniestrado realizaba un servicio convencional, que une las dos capitales por la vía antigua, de ancho ibérico, en dos horas y media; no del servicio Avant que circula por las vías del AVE. A esa hora iba lleno.

El vehículo siniestrado, que pasaba por un paso a nivel sin barreras, no con barreras, como se había informado inicialmente, es un camión lleno de alpacas de paja en una zona deshabitada, pero que según gente de la zona sirve de tránsito para distintas granjas de la zona, por lo que suele haber bastante trasiego . «Hubo un castañazo muy fuerte y la cabina empezó a pitar y los maquinistas salieron corriendo», describe un viajero que iba en el primer vagón. «El camión ha quedado partido por la mitad», añade. Los pasajeros permanecieron dentro del tren, a la espera de un autobús que les traslade a su destino, ya que la vía ha quedado bloqueada por los restos del camión. «El personal de Renfe lo ha hecho perfectamente, nos han atendido para ver cómo estábamos y nos han dejado dentro, que al menos se está fresquito». Aunque ningún pasajero está grave, algunos si han sufrido latigazos en el cuello y dolores de espalda, así como episodios de ansiedad y contusiones tras el impacto, según explicaron los afectados. En el lugar se ha personado la Guardia Civil y hay varias ambulancias. También la dotación de Antequera del Consorcio Provincial de Bomberos se ha incorporado a los trabajos para retirar el camión siniestrado y ha acudido a la zona un helicóptero medicalizado.

Aunque inicialmente fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) informaron a SUR de que el punto del siniestro era un paso a nivel protegido con barreras, finalmente este periódico ha comprobado que se trata de un paso sin barreras. La empresa pública ha abierto una investigación y aportarán sus conclusiones a la Guardia Civil y a la autoridad judicial, aunque fuentes de Adif apuntan a que el tren llevaba tiempo frenando antes de la colisión al haber avistado el vehículo en las vías. Cuando se produjo el choque, el tren arrastró al vehículo unos 75 metros por las vías.

Por otra parte, la vía ha quedado «interceptada», por lo que se estudia si es posible remolcar el tren o ir marcha atrás hasta la estación más cercana para evacuar a los pasajeros y que sigan su viaje hasta su destino.

Renfe informó de que el convoy salió de Sevilla a las 13.04 con destino a Málaga. Está preparando un plan alternativo de transporte, inicialmente por carretera, mediante autobuses. La compañía también indicó que al haber ocurrido en un paso a nivel debe ser Adif el que aclare las circunstancias del suceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos