Moreno Bonilla apela a la educación como «elemento de integración» en un colegio de La Palmilla

El presidente saluda al pequeño Yunes Baba, alumno de tercero de Primaria del Manuel Altolaguirre. /ÑITO SALAS
El presidente saluda al pequeño Yunes Baba, alumno de tercero de Primaria del Manuel Altolaguirre. / ÑITO SALAS

El presidente ha acudido esta mañana al Manuel Altolaguirre, un centro de educación compensatorio y difícil desempeño, con 254 alumnos de diez nacionalidades, para inaugurar en nuevo curso escolar en Andalucía

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha querido mostrar el compromiso de su Gobierno con la educación y se ha dado un «baño de realidad» visitando el colegio Manuel Altolaguirre, de la barriada Palma-Palmilla, para inaugurar el curso escolar en la comunidad. Ha sido su estreno como presidente en este acto anual de apertura del curso, y Moreno Bonilla ha elegido un centro de educación compensatoria y de difícil desempeño porque es «motor de ilusión» y «esperanza en un futuro mejor» a través de la educación. Aquí estudian 254 alumnos, de una decena de nacionalidades, con tres religiones distintas (católica, evangélica e islámica).

La inauguración del curso escolar se celebra cada año en un colegio de una provincia andaluza. El anterior acto protocolario en Málaga tuvo lugar en el curso 2010/11, con José Antonio Griñán, que acudió al colegio Parque Clavero.

«Venimos a trabajar con la realidad, solo conociéndola se puede cambiar», ha afirmado el presidente. «Trabajamos con esta compleja realidad por la igualdad, el respeto y la convivencia» ha dicho, consciente de que su presencia en un centro de estas características y en un barrio como La Palmilla supone «dar visibilidad en los medios de comunicación, haceros protagonistas de la noticia del día y que os sintáis apoyados en vuestro trabajo».

El presidente andaluz ha afirmado que uno de sus grandes proyectos es «mejorar la calidad de la educación en Andalucía». Para ellos cuenta con el mayor presupuesto de la historia, 6.620 millones de euros. Ha reconocido la complejidad del sistema educativo andaluz, el más importante de todo el país, con 1,8 millones de alumnos que se estrenan o regresan a las aulas durante este mes de septiembre. El sistema educativo andaluz cuenta con 127.422 docentes (102.105 en los centros públicos) y 7.144 centros educativos.

En el caso concreto de la provincia, Málaga cuenta con un total de 338.765 estudiantes, (1.628 estudiantes menos que en el curso anterior), 22.575 docentes y 1.213 centros, tanto públicos como concertados y privados. De este total, 256.778 alumnos se incorporan en alguno de los 726 centros públicos y son atendidos por una plantilla docente integrada por 17.827 maestros y profesores.

Moreno Bonilla ha admitido que «todo es mejorable», pero que su equipo es «ambicioso y nuestro objetivo prioritario es mejorar la educación». Ha advertido del peligro de caer en la «autocomplacencia», y ha llamado a la colaboración de toda la comunidad educativa: «Si trabajamos juntos, con objetivos sinceros, podemos tener determinación para apostar por la calidad educativa y que las nuevas generaciones disfruten de mejores oportunidades que las anteriores», ha afirmado.

ÑITO SALAS

Respecto a las infraestructuras, ha recordado que hay 426 obras programadas para este curso escolar: diez nuevos centros, 32 ampliaciones y 384 reformas. En la provincia son tres los nuevos centros educativos: El nuevo Instituto de Educación Secundaria de Teatinos, en la capital, que ha contado con un presupuesto de adjudicación de 4,7 millones euros y tiene capacidad para 600 puestos escolares. Por su parte, el nuevo instituto de Torre de Benagalbón cuenta con un total de 620 plazas escolares y las obras han contado con un presupuesto de adjudicación de 4,4 millones de euros. Finalmente hoy mismo se ha inaugurado el nuevo colegio de Infantil y Primaria Flor de Azahar de la Estación de Cártama, con presupuesto de 3,4 millones de euros, crea un total de 450 plazas para escolares entre 3 y 12 años. Estas tres actuaciones, además, suponen la retirada de las 28 aulas prefabricadas que han alojado provisionalmente al alumnado en tanto finalizaban las obras de construcción.