Fernando Francés, nuevo secretario general de la Consejería de Cultura

Fernando Francés, nuevo secretario general de la Consejería de Cultura

El nombramiento se produce en pleno concurso para la nueva adjudicación del CAC Málaga, que Francés dirige desde su inauguración en 2003

ANTONIO JAVIER LÓPEZMálaga

Los rumores sonaban desde hacía semanas, arreciaron en los últimos días y acaban de confirmarse: Fernando Francés ocupará un alto cargo en la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. En concreto, será secretario general de Innovación y Museos. El anuncio se ha hecho oficial este martes y se produce en pleno concurso para la adjudicación del nuevo contrato de gestión del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga (CAC Málaga), equipamiento que está a punto de cumplir 16 años y que ha estado gestionado desde sus orígenes por la empresa Gestión Cultural y Comunicación, en manos de Francés.

Ahora queda por saber cómo afectará el nombramiento de Francés al actual concurso para la gestión del CAC Málaga, ya que Gestión Cultural y Comunicación es una de las seis aspirantes en liza y el paso de Francés a la Consejería de Cultura parece incompatible con su papel al frente de la empresa de gestión cultural. De hecho, desde el CAC Málaga han anunciado este martes la celebración mañana de una rueda de prensa para presentar al «nuevo equipo directivo» del centro, ya que junto a Fernando Francés sale la actual gerente del CAC Málaga, Almudena Bocanegra, nombrada también este martes gerente de la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales.

Queda por resolver si ambos cambios en el organigrama interno de la actual concesionaria repercuten en el procedimiento para elegir a los gestores del CAC Málaga durante los próximos cinco años. Conviene recordar que las candidatas presentadas al concurso debían detallar sus respectivos equipos de trabajo en caso de ganar la licitación. Esas plantillas son evaluadas por la mesa de contratación en función de criterios como la formación académica y la experiencia profesional. Ahora, la salida de Francés y Bocanegra y la llegada de un nuevo equipo directivo planeta la duda sobre el camino a seguir por los responsables de la licitación.

El nombramiento de Francés supone un nuevo sobresalto en el concurso para la gestión del CAC Málaga. El proceso ha estado marcado en sus primeros compases por las incidencias técnicas en la plataforma electrónica mediante la que deben realizarse todos los trámites. Luego ha vivido la dimisión de dos de los cinco miembros del comité de especialistas que deben evaluar las propuestas, hasta quedar el jurado reducido a sólo tres componentes, el exdirector del Museo Reina Sofía, el IVAM de la Valencia y el Instituto Cervantes, Juan Manuel Bonet; el abogado, artista y presidente de la Academia de San Telmo, José Manuel Cabra de Luna y el técnico municipal Antonio Mateos.

Todo ello, en un procedimiento presidido por la premura. No en vano, el Ayuntamiento debe resolver el proceso de adjudicación antes del 30 de abril. Ese día finaliza la prórroga de un año aplicada sobre el contrato actual y que no se puede volver a ampliar, según han reiterado las fuentes municipales consultadas. De este modo, si el ganador del concurso no se conociera antes de esa fecha, el gobierno local se enfrenta a la posibilidad de tener que cerrar el centro de arte o bien a tener que asumir su gestión de manera directa, todo ello a menos de un mes de las elecciones locales del 26 de mayo.

Más

Se da también la circunstancia de que Francés llega a como 'número 3' a la Consejería de Cultura y Patrimonio mientras figura como investigado en un proceso judicial abierto por un presunto delito contra el patrimonio histórico. Se trata del 'caso Invader', originado a raíz de la colocación sin los permisos previos en la capital malagueña de 29 mosaicos por parte del artista francés conocido como Invader. Quince de las 29 piezas aparecieron en mayo de 2017 en el Centro Histórico de Málaga, que cuenta con protección patrimonial, lo que provocó la actuación de la Fiscalía de Medio Ambiente y el posterior proceso judicial por un presunto delito contra el patrimonio histórico por el que fueron llamados a declarar tanto Invader -que no se presentó- como el propio Fernando Francés. La citación de Francés venía motivada por la publicación en los perfiles de Invader en redes sociales de varias imágenes en las que aparecía el director del CAC Málaga por las mismas fechas de la intervención del artista en Málaga.

Como nuevo secretario general de la Consejería de Cultura, Francés tendrá entre sus competencias la supervisión del Museo de Málaga instalado en el palacio de la Aduana, así como un papel determinante en el devenir del Museo Picasso Málaga. No en vano, quien ostenta la secretaría general de la Consejería de Cultura ocupa un puesto como «patrono nato» en el Patronato del Museo Picasso Málaga, máximo órgano decisión de la pinacoteca malagueña. De hecho, el cargo que ocupará Francés se ha considerado de manera tradicional como el principal puesto de carácter ejecutivo dentro del organigrama de la consejería.

Deja Francés el CAC Málaga, que desde su inauguración en febrero de 2003 se ha convertido en punta de lanza de la oferta cultural malagueña vinculada a la creación visual contemporánea. Grandes referencias internacionales como Gerhard Richter, Louise Bourgeois, Anish Kapoor, los hermanos Chapman, Alex Katz, Tracey Emin, Gilbert&George, Marina Abramovic y William Kentridge, entre otros, han protagonizado exposiciones individuales en el antiguo mercado de mayoristas, por el que pasaron en sus primeros quince años de vida 5,68 millones de visitantes. Ahora, con el nombramiento de Francés como secretario general de la Consejería de Cultura, se abre una nueva etapa en el CAC Málaga.