«Un baño diario de cariño»

Niños y padres, a las puertas del Lex Flavia Malacitana, un colegio de la zona de El Ejido. /Francis Silva
Niños y padres, a las puertas del Lex Flavia Malacitana, un colegio de la zona de El Ejido. / Francis Silva

Alegría, abrazos y algunas lágrimas en el primer día de clase en Primaria en Málaga

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Abrazos emocionados en el patio del colegio, en la fila y en clase. Alguna lágrima y bastante alegría. El primer día de clase para los alumnos de Primaria es casi una fiesta. Supone el fin de las vacaciones de verano, sí, pero también el reencuentro con amigos y amigas a los que no se ha visto en meses. Y con los maestros, en muchos casos nuevos. Como es el caso de Ana María Montenegro, la tutora de 1º-A del Lex Flavia Malacitana. Con sus 26 alumnos compartía nervios y la emoción del primer día. El colegio es bilingüe en francés, y ella les imparte las materias de Ciencias ('Cono' y Sociales) en ese idioma. Aunque poco a poco. Ayer rellenaron unas fichas para poner su nombre: 'Je m'apelle' ( 'yo me llamo') y hacer un dibujo. En 2º. están algo más adelantados: los niños y niñas del grupo de Inmaculada Tomás despidieron a las autoridades que les visitaron con una canción en francés. «Un baño de cariño todos los días». Así define Ana María su trabajo diario con los pequeños. «Muchos», 26 en clase, que dan trabajo, pero más alegrías. Entre las veteranas del colegio, Rocío, Candela y Ana. Están ya en sexto curso. Estrenan profesora y ya tenían ganas de volver, aunque las vacaciones se les hicieron «cortísimas». Este curso en el Lex Flavia será muy especial: será el último de las tres amigas juntas, y en el horizonte ya piensan en el viaje de fin de estudios.

En el Lex Flavia, el centro escogido por la delegada de Educación, Patricia Alba, y el del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, para visitar en este primer día de clase, estudian 239 niños y niñas, con una gran diversidad étnica y religiosa, lo que supone un reto para los docentes. 170 estudiantes utilizan el servicio de comedor, que se ha quedado pequeño y tienen que utilizar en tres turnos.

Ayer se incorporaron a las aulas 153.800 alumnos en 435 centros educativos, con casi 11.000 maestros, 143 más que el curso pasado

La delegada de Educación destacó la normalidad con la que se inició ayer el curso en los colegios de Infantil y Primaria de la provincia. En concreto, ayer comenzaron las clases los 153.880 escolares de segundo ciclo de Infantil, Primaria y educación especial.

En la casi totalidad de los colegios las plantillas están al completo. Para esto han trabajado hasta el sábado los funcionarios del servicio de Personal de la Delegación, ultimando la colocación de más de 300 sustituciones que se han comunicado en estos primeros días de septiembre. Pueden quedar algunas sin cubrir, las que se tramitaron el mismo viernes. Para el miércoles se espera que esté todo el personal contratado.

En los últimos días se ha contratado a más de 300 maestros interinos para cubrir sustituciones

El curso ha comenzado en 435 centros educativos de la provincia, en los que estarán atendidos por 10.976 maestros y maestras, 143 más que el curso pasado. Por enseñanzas, 46.281 cursarán el segundo ciclo de Infantil, 106.396 de educación Primaria y 1.203 educación Especial. Patricia Alba destacó el reforzamiento de las plantillas, a pesar de la caída en el número de estudiantes (845 menos en el caso del segundo ciclo de Infantil y 1.055 menos entre los alumnos de Primaria). «Aumentamos los profesores para mejorar la atención a la diversidad del alumnado y la calidad del aprendizaje», dijo.

En algunos centros donde se han suprimido líneas, los padres han manifestado sus quejas. Es el caso del colegio Altabaca, en Nueva Málaga. Los padres contaban con tres líneas o clases en Infantil de 3 años, y el viernes fueron informados de que todos los pequeños se agrupaban en dos. Las clases tendrán así unos 26 alumnos. En Infantil y Primaria la ratio está en 25 alumnos por clase. Los padres señalan que «aunque dentro de la legalidad de la ratio marcada, nos parece abusivo que una sola maestra tenga que ocuparse de tantos niños».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos