Los bloques de viviendas tendrán que volver a sintonizar las antenas de TDT

El 80% de las comunidades deberán hacer cambios para ver todos los canales de televisión y para evitar las interferencias

IGNACIO LILLOMálaga

La mayoría de los bloques de viviendas tendrán que volver a sintonizar las antenas de TDT si quieren seguir viendo los mismos canales que hay ahora. Pero además algunos deberán mejorar sus instalaciones para evitar que las interferencias de la telefonía móvil les deje sin televisión.

El Colegio Oficial de Administradores de Fincas, junto con la Asociación Andaluza de Empresas Instaladoras de Telecomunicaciones (Faitel), organizó ayer unas jornadas para dar a conocer a los colegiados los cambios que se van a producir a finales de este año, y que, según las estimaciones de Fernando Pastor, presidente del Colegio, afectarán al 80% de las 40.253 comunidades de propietarios existentes en la provincia.

CAMBIOS EN LA TDT

¿En qué consiste? Los nuevos servicios de Internet móvil (4G) exige liberar la banda de 800 MHz (790-862 MHz). En España está ocupada, en parte, por algunos canales de la TDT (61 al 69 de UHF).
Canales afectados en Málaga: Canal Sur, Cuatro, La Sexta, Tele Cinco, Disney, Antena Tres y los asociados a los grupos anteriores.
Cuándo: El apagón se producirá el próximo 31 de diciembre.
Cambios: El primero consiste en resintonizar las antenas, algo que tendrán que hacer el 80% de los bloques.
Interferencias: En caso necesario algunos también tendrán que tomar medidas para evitarlas.

El origen está en el denominado «dividendo digital», que, según explica José Manuel Muñiz, director de Faitel, es un proceso por el cual el modelo de televisión, que no necesita tantos recursos ni espacio para emitir los canales existentes, se someterá a una reordenación para ceder una parte al despliegue de la tecnología 4G (Internet de alta velocidad en el móvil).

De manera que a partir del 31 de diciembre se reasignarán varios canales (se moverán a otra parte del espectro) y desde el 1 de enero, cuando entren en funcionamiento las nuevas antenas de telefonía, habrá que conseguir que las dos señales convivan en los hogares y no se produzcan interferencias que impidan ver la tele y utilizar 4G, explica este experto. Por ello, considera «urgente» que las comunidades comprueben si están afectados y qué tipo de medidas tienen que tomar para seguir viendo la televisión con normalidad.

Viviendas individuales

No todos los edificios tienen que adaptarse. Las antenas en viviendas individuales, de las que en la provincia existen 266.131, en principio no están afectadas en la primera fase, la que se refiere a la reordenación de los canales. Tampoco todos los edificios lo sufrirán, sino que en torno al 20% estarán exentos de cambios. Sin embargo, en la segunda fase, la que se refiere a la protección frente a las interferencias, ocurre al revés, y serán las instalaciones en casas unifamiliares las más vulnerables.

«La recomendación es que a partir de ya las comunidades, junto a sus administradores de fincas, se pongan en contacto con los instaladores homologados para determinar si necesitan hacer cambios o no», añade José Manuel Muñiz. En cuanto a las medidas, este experto asegura que es imposible definir una receta común, sino que cada instalación necesitará «un traje a medida». Incluso dos edificios de la misma urbanización pueden sufrir problemas diferentes. El proceso lo tiene que diseñar el técnico junto al administrador y los vecinos».

Sobre los costes, Pastor y Muñiz coinciden en recordar que el Gobierno ha anunciado que va a asumir al menos una parte, con una inversión de 290 millones de euros. Aunque es previsible que una parte le siga tocando a cada vecino. En este sentido, aunque el Ministerio de Industria estimó entre 20 y 25 euros por hogar, estos expertos aseguran que esta cifra solo servirá para solventar una parte del problema, la referente a la resintonización, pero no a las medidas necesarias para evitar las posibles interferencias del 4G.