Urbania compra a Unicaja los suelos para edificar casi dos mil viviendas en Sánchez Blanca

Recreación de la futura barriada de Sánchez Blanca, según el diseño de HCP, junto a Intelhorce. /SUR
Recreación de la futura barriada de Sánchez Blanca, según el diseño de HCP, junto a Intelhorce. / SUR

La promotora invierte más de cien millones de euros en la adquisición y urbanización de la futura barriada, que se hará junto a los bloques de Intelhorce

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Las operaciones emprendidas en los últimos años por las entidades financieras que quieren deshacerse de activos inmobiliarios que quedaron en sus manos a raíz de la quiebra de promotoras por la crisis económica vivió este viernes un notable ejemplo en Málaga. Tras varias semanas cerrándose, el grupo promotor Urbania International firmó la compra a Unicaja de los derechos para edificar casi dos mil viviendas en la futura barriada de Sánchez Blanca, una urbanización de 3.443 viviendas que ocupará unos terrenos de 66 hectáreas situados junto a los bloques de Intelhorce, entre avenida de Ortega y Gasset y las vías del AVE. La operación es una de las significativas dentro del paquete de activos tóxicos que la entidad ha colocado entre empresas y fondos por valor de 950 millones de euros.

La crisis hizo que este entorno urbano, inicialmente en manos de Prasa, quedara mayoritariamente en el paquete de proyectos por desarrollar de la sociedad Gestión de Inmuebles Adquiridos (GIA), el brazo inmobiliario de Unicaja. Ahora, una vez superada la recesión y en un momento en el que las promotoras ponen sus ojos en la capital como uno de los destinos preferidos para invertir, vuelve al negocio empresarial gracias a la apuesta del grupo Urbania International.

Esta operación, adelantada por este periódico hace un mes (ver SUR 26/6/2019), supone que Urbania se convierte en el nuevo principal promotor de este futuro barrio al haber comprado a GIA los derechos para edificar las 1.895 viviendas de renta libre que correspondían a Unicaja en Sánchez Blanca, según el proyecto de reparcelación del sector. El resto de los derechos edificatorios en la zona se reparten entre el Ayuntamiento (podrá construir 694 viviendas de las que 606 serán de protección oficial y 88 de renta libre), la promotora Andria (le corresponden 429 casas de las que 344 serán de renta libre y 85 de protección oficial), la fundación Vimpyca (411 VPO) y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que se queda con 14 viviendas. No obstante, Urbania también tiene entre sus planes hacerse con las 429 viviendas de Andria, con lo que sumaría 2.324 en total.

La operación, que ha estado cerrándose en las últimas semanas, ha sido rubricada este viernes

Fuentes consultadas por este periódico cifraron en más de cien millones de euros la inversión que va a desarrollar Urbania en Sánchez Blanca para la adquisición del suelo, que se cerró este viernes, y su urbanización.

Según el proyecto de urbanización elaborado por el estudio de arquitectura de HCP, en Sánchez Blanca habrá 51.721 metros cuadrados de zonas verdes; 21.924 metros cuadrados para juegos infantiles; parcelas que suman 124.746 metros cuadrados para equipamientos deportivos, escolares y sociales; y casi medio centenar de manzanas para edificios de viviendas de siete plantas de altura como máximo que contendrán 4.229 plazas de aparcamiento. El inicio de los trabajos, que podrían durar unos tres años, está pendiente de que el proyecto sea aprobado por la Gerencia de Urbanismo.