El recorrido de las procesiones y sus vías de evacuación obligan a reducir las terrazas en 17 calles

Estarán prohibidas todas las mesas y sillas en la calle Comisario./SUR
Estarán prohibidas todas las mesas y sillas en la calle Comisario. / SUR

El Ayuntamiento prohíbe la instalación de mesas en la calle Comisario, que conecta la Alameda con Martínez, y en la que se ubican El Trillo y Lepanto

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

El Ayuntamiento ya ha definido los recortes en los permisos de ocupación de la vía pública de bares y restaurantes del Centro para poder habilitar los espacios necesarios para la evacuación de personas en vías peatonales adyacentes al nuevo recorrido oficial de las cofradías para esta próxima Semana Santa; y también para garantizar el paso de los cortejos procesionales, así como los puntos de entrada, salida y cruce de las zonas ocupadas por las sillas de los abonados. De la labor conjunta del área de Comercio y Vía Pública y de los servicios de Policía Local y Protección Civil ha surgido un documento en el que se expone la reducción de terrazas necesaria para la seguridad, una actuación que abarca 17 calles del casco antiguo en las que, en varios casos, se propone la disminución de la ocupación de la calle a una sola fila de mesas, y en otros la supresión total de las terrazas.

Así, por ejemplo, en la calle Sánchez Pastor se obliga, desde las 17 horas de todos los días de la Semana Santa, a la reducción de la ocupación en todo el ancho de la vía en una fila de mesas y sillas; y en la calle Santos, ubicada entre Compañía y Cisneros, se exige eliminar el lateral ocupado por Casa Aranda.

El equipo de gobierno asegura que ha procurado mantener el máximo espacio posible

Respecto a las calles en las que deben suprimirse terrazas al estar afectadas por pasarelas de entrada y salida a las sillas del recorrido oficial, o para poder cruzarlo de un lado a otro, Vía Pública menciona en su informe varias vías perpendiculares a la calle Larios. Así, en la calle José Álvarez-Net Fonseca, que la comunica con la plaza de las Flores, se deberá suprimir la ocupación de sus laterales; en Moreno Monroy solo podrá haber una fila de mesas; en Liborio García con Mesón de Vélez se deberá eliminar una fila de ocupación; y solo podrá mantenerse una sola fila de mesas en un establecimiento de Alarcón Luján, en los de la calle San Bernardo El Viejo, y en la calle Pastora, entre Panaderos y Atarazanas, vía que forma parte del nuevo recorrido oficial.

Espacios expeditos

Más restrictivos han sido los técnicos municipales con vías en las que, por su escasa anchura, deberán desaparecer por completo las terrazas en las tardes de procesiones. Es el caso de la calle Comisario, que comunica la Alameda Principal con Martínez, y está ocupada habitualmente por las mesas de la marisquería Casa Vicente. Y también han planteado lo mismo para la calle Don Juan Díaz, ocupada por las mesas de Lepanto y el restaurante El Trillo.

El área de Comercio y Vía Pública mantuvo ayer una reunión con portavoces de los empresarios de hostelería delCentro en la que les expuso este documento. La concejala responsable de este departamento, Elisa Pérez de Siles, destacó que «los inspectores han estudiado la ocupación de local por local para procurar que la reducción de terrazas sea la mínima posible». «Hemos cuidado al máximo este asunto y actuando con proporcionalidad para procurar que no se pierdan demasiadas mesas autorizadas, pero hay espacios que tenemos que dejar libres porque no podemos poner en riesgo la seguridad de las personas», señaló Pérez de Siles, quien admitió que, a raíz del cambio del recorrido oficial, «se han estudiado estas cuestiones de seguridad más a fondo». Este periódico intentó sin éxito conocer una valoración al respecto de este asunto de la Asociación de Hosteleros de Málaga (Mahos).

.