El hotel de Moneo se desbloquea tras más de una década de trámites y polémicas

Recreación del hotel proyectado para Hoyo de Esparteros./SUR
Recreación del hotel proyectado para Hoyo de Esparteros. / SUR

La incursión de la cadena hotelera H10 en el proyecto salda la deuda de 6,5 millones de euros que le reclamaba el Ayuntamiento

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Han tenido que pasar más de diez años de trámites y polémicas ciudadanas para que el proyecto urbanístico de regeneración del enclave de Hoyo de Esparteros, en el borde occidental del casco antiguo, junto al cauce del Guadalmedina, pueda pasar de los planos a la realidad. Ahora ya sí, los promotores de esta iniciativa están en disposición de poder obtener de la Gerencia de Urbanismo la expedición de la licencia de obras para poder levantar el hotel de cuatro estrellas, en planta baja más ocho y ático, diseñado por afamado arquitecto Rafael Moneo, que vendrá a suponer un nuevo hito urbano en este ámbito del corazón de la ciudad, como ya lo fueron en su momento el edificio de Hacienda o el de Correos. Para dar paso a esta construcción, se demolerá el edificio que albergó la antigua pensión La Mundial, cuyo mantenimiento han venido defendiendo los grupos políticos de izquierda y movimientos ciudadanos. No obstante, la fachada de este inmueble será reproducida en uno de uso terciario que se levantará junto al hotel, en el vértice de la nueva plaza triangular del Hoyo de Esparteros, y que conservará la rejería del primitivo.

Tras años de incertidumbre marcados por las dificultades de su promotora, la unión temporal de empresas Braser II, para hacer frente al pago de los casi cinco millones de euros recogidos en el convenio urbanístico asociado a esta actuación, ya tiene vía libre para desarrollarse. Según confirmaron fuentes solventes consultadas por este periódico, ayer se saldó la deuda con las arcas municipales, que ascendía a unos 6,5 millones de euros incluidos intereses de demora y recargo de apremio por no pagar en plazo.

Inyección económica

Para llegar a este punto ha sido decisiva la incursión de la cadena hotelera catalana H10 Hotels en el proyecto, una operación que ha podido fraguarse en las últimas semanas hasta dar como resultado el desbloqueo de la intervención a nivel económico. No obstante, los pasos dados por H10 han estado marcados por el sigilo y la discreción. Este periódico ha intentado en varias ocasiones sin éxito conocer de sus portavoces datos respecto a sus planes para este proyecto, que inicialmente estaba asociado a la cadena Vincci, según anunció en su momento la promotora.

SUR

De este modo, tras el pago de la deuda, Urbanismo ya puede expedir la licencia de obras que concedió en el mes de julio del año pasado, con el voto favorable de PP y Ciudadanos y el rechazo de los grupos municipales de izquierda.

En reuniones mantenidas a finales del año pasado con los responsables de la Gerencia de Urbanismo, directivos de H10 mostraron su intención de acometer las obras del proyecto en el menor plazo posible. Una vez que ya disponen de todos los permisos previos necesarios, incluida una última autorización que necesitaban de la Consejería de Cultura para las excavaciones arqueológicas que se harán en la parcela –donde está previsto un aparcamiento subterráneo de tres sótanos con capacidad para 220 plazas–, y después del pago de la deuda, ya solo resta que Urbanismo compruebe que todo está en orden para poder expedir la licencia de obras.

Así, se dará el pistoletazo de salida a una operación urbanística que comenzará con el derribo de La Mundial y que tendrá su complejidad a efectos de desvíos del tráfico por la zona del Centro en la que se encuentra, en la que la Junta todavía está desarrollando las obras del metro, en el lateral norte de la Alameda, y está en marcha la reurbanización de su calzada central y peatonalización de la sur por parte del Ayuntamiento.

El proyecto prevé la realización de tres edificios y dos nuevas calles

El proyecto urbanístico para regenerar la zona de Hoyo de Esparteros supone una intervención de gran calado que se ha estado diseñado pormenorizadamente en los últimos años y que va a suponer un esfuerzo no solo por parte de sus promotores, sino también por parte del Ayuntamiento a la hora de canalizar las afecciones que puede provocar al tráfico y el tránsito de peatones en esta zona delCentro.

Las obras tanto de la reurbanización de los suelos como de las nuevas construcciones suman una inversión de unos 24 millones de euros, según los cálculos realizados años atrás, un montante que probablemente será hoy mayor por la subida de precios. Según la información recogida en el proyecto de urbanización, al que tuvo acceso este periódico, una de las primeras tareas que se llevará a cabo, una vez que se derribe La Mundial y las construcciones que quedan en la calle Pasillo de Atocha –eje viario que desaparecerá como tal–, es el traslado del gran colector de saneamiento que atraviesa este suelo y que debe canalizarse por uno nuevo previsto bajo la calle Manuel José García Caparrós, junto a las fachadas del nuevo hotel. Esta intervención es de tal complejidad que solo para el proyecto de urbanización del suelo, valorado en 2,3 millones de euros, se ha establecido un plazo de ejecución de dos años.

No obstante, parte de la adaptación del terreno podría ejecutarse en paralelo a la realización de las nuevas construcciones, que serán tres, encajadas entre dos nuevas calles: el hotel, que ocupará la esquina de las calles García Caparrós y Prim; el edificio que reproducirá la fachada de La Mundial, en el vértice de la plaza triangular del Hoyo de Esparteros y separado del hotel por una nueva calle perpendicular al Guadalmedina; y un edificio de planta baja más una, comercial o de oficinas, con planta triangular, que conformará una nueva vía desde el pasillo de Santa Isabel hasta la fachada norte del hotel.

De todas las edificaciones, la que dominará la zona será la del establecimiento hotelero, distribuido en planta baja más entreplanta, ocho plantas para habitaciones y ático con piscina. Se ha previsto que cuente con 138 habitaciones de cuatro estrellas y que haga uso de parte del primer sótano del aparcamiento subterráneo que se realizará bajo todo el conjunto. Su fachada hacia la nueva plaza del Hoyo de Esparteros será escalonada y tendrá varios restaurantes y locales comerciales.

 

Fotos

Vídeos