Una promotora recurre el acuerdo por el que Unicaja pagó 18 millones al Ayuntamiento de Málaga

Recreación de la futura barriada de Sánchez Blanca/
Recreación de la futura barriada de Sánchez Blanca

GIA acordó con el Consistorio impulsar esta nueva urbanización en la que tiene derecho para edificar 1.895 viviendas de renta libre

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

Una de las promotoras de la futura urbanización de Sánchez Blanca, que albergará 3.443 viviendas junto a Intelhorce, ha recurrido judicialmente el acuerdo al que llegaron la propietaria mayoritaria de este sector, la sociedad GIA (Unicaja), con el Ayuntamiento para revisar el convenio asociado a esta operación urbanística. Gracias a ese acuerdo, GIA abonó a principios de este año 18 millones de euros a las arcas municipales, de los que unos seis millones podrán emplearse en el presupuesto municipal de este año y el resto servirá para financiar infraestructuras de la zona.

Ha recurrido la promotora madrileña Andria, que entró en concurso de acreedores en 2013 y que se ha opuesto al desarrollo del sector en los términos pactados hace 15 años. Al margen de ella, GIA acordó con el Consistorio impulsar esta nueva urbanización en la que tiene derecho para edificar 1.895 viviendas de renta libre. A Andria corresponden 429 casas de las que 344 serán de renta libre y 85 de protección oficial.

El resto de los derechos edificatorios en la zona se reparten entre el Ayuntamiento (podrá construir 694 viviendas de las que 606 serán de protección oficial y 88 de renta libre), la fundación Vimpyca (le corresponden 411 VPO) y el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que se queda con 14 viviendas.