La oposición deja solo al PP en su intención de ceder suelo a la UCAM

La oposición deja solo al PP en su intención de ceder suelo a la UCAM

Los partidos de izquierda y Ciudadanos exigen al equipo de gobierno que aplace hasta después de las elecciones la decisión en torno a este proyecto y que sea la nueva corporación la que decida

Ana Pérez-Bryan
ANA PÉREZ-BRYAN

La intención del equipo de gobierno del PP de ceder suelo de la ciudad a la Universidad Católica de Murcia (UCAM) para que implante en Málaga su programa de estudios sigue generando un profundo debate entre los populares y el resto de partidos de la oposición, que no ven con buenos ojos que se «condicione el futuro de la ciudad» mediante esa operación de cesión de suelo en la zona oeste de la capital.

Así se ha vuelto a escenificar esta mañana en la Comisión de Urbanismo, Movilidad y Seguridad, durante el debate de una moción presentada por el PSOE exigiendo al equipo de gobierno que aplace este proyecto y que sea la nueva corporación surgida de las próximas elecciones municipales la que tome una decisión sobre la implantación de una universidad privada. La discusión ha vuelto a dejar en evidencia la soledad de los populares en esta iniciativa, ya que todos los grupos de izquierda (PSOE, Málaga Ahora, Málaga para la Gente y el edil no adscrito), además de Ciudadaos, han hecho valer su mayoría para exigir al equipo de gobierno que paralice esta decisión.

«No vemos con malos ojos que se ceda suelo de la ciudad, pero si se va a hacer que se haga por concurso, mediante el pago de un canon y también con becas para los estudiantes malagueños», ha justificado el viceportavoz de Ciudadanos, Alejandro Carballo, sobre su voto en contra al proyecto municipal. En la misma línea, aunque mucho más beligerante hacia la UCAM, se han manifestado los grupos de izquierda: «Nos están vendiendo el cuento de la lechera y nosotros lo vamos a comprar a pesar de que este mismo proyecto no ha salido adelante ni en Madrid, ni en León ni en Alicante», ha denunciado el edil socialista Sergio Brenes, durante la exposición de la moción.

Más allá ha ido la portavoz de Málaga Ahora, Ysabel Torralbo, quien ha arremetido contra el equipo de gobierno «porque no pueden seguir ustedes haciendo regalos de algo que es de todos»; o el portavoz de Málaga para la Gente, Eduardo Zorrilla, quien se ha referido a la UCAM como un proyecto «estrechamente vinculado al PP de Teodoro García Egea, que tiene un bajo nivel académico y que es integrista, homófoba y contraria a las políticas de género».

En defensa de la cesión de los terrenos para poner en pie de la Universidad Católica de Murcia en Málaga ha salido el edil de Urbanismo, Francisco Pomares, quien ha rechazado que la operación sea un regalo «porque habrá pago de canon» y que además ha insistido en que el proyecto académico ha recibido «el respaldo del Gobierno y de la Junta de Andalucía a través de su consejero de Educación, Javier Imbroda». Y por si queda alguna duda ha zanjado: «Vamos a seguir adelante con la implantación de esta universidad olímpica (está respaldada por el Comité Olímpico Español) en Málaga, por supuesto respetando todos los procedimientos legales».