La marca de moda H&M, a punto de echar el cierre en la plaza de Félix Sáenz

El edificio fue adquirido por un fondo de inversión alemán en 2015. /Salvador Salas
El edificio fue adquirido por un fondo de inversión alemán en 2015. / Salvador Salas

La empresa sueca comunica a los trabajadores que cerrará el próximo 22 de octubre tras permanecer cuatro años en el Centro

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

La marca de moda H&M está a punto de abandonar el Centro y dejar libre uno de los locales comerciales más golosos de toda la ciudad. La empresa sueca ha informado a sus trabajadores que cerrará la tienda el próximo 22 de octubre tras permanecer cuatro años en la plaza de Félix Sáenz.

Según ha podido saber este periódico, el cierre se produce por la negativa de la propiedad a renovar el contrato, que se cumple en estas fechas. El edificio es propiedad de un fondo de inversión alemán que lo compró en julio de 2015. Al parecer, la intención de los propietarios pasa ahora por encontrar un inquilino que le aporte más beneficios en forma de alquiler.

La tienda de moda abrió sus puertas el pasado el 16 de febrero de 2012 y ocupó el espacio que había dejado la histórica Félix Sáenz. Actualmente trabajan allí unas 30 personas en la tienda, que previsiblemente serán recolocadas en otros locales de la compañía a nivel nacional.

Al parecer, tras este contratiempo, la empresa de moda quiere abrir una nueva tienda en alguna de las plantas de la renovada superficie comercial Larios Centro, aunque desde la compañía aún no confirman esta posibilidad. Si se concreta el cierre –la operación sólo está a falta de la firma–, H&M se quedaría sólo con tiendas en los centros comerciales Vialia y Plaza Mayor y perdería su presencia a pie de calle en la capital.

En el caso concreto de la tienda del Centro, los representantes de los trabajadores ya han comenzado a reunirse con la empresa para conocer la salida que les espera y tratar de llegar a un acuerdo satisfactorio. Al parecer, el primer encuentro no ha sido del todo satisfactorio para las partes y el lunes mantendrán una reunión informativa. Los empleados solicitan a la empresa diferentes indemnizaciones en el caso de tener de desplazarse a trabajar a otras ciudades.

El local que se quedará libre tiene una superficie de 1.824 metros cuadrados distribuidos en las plantas baja y primera. La tienda, que tiene una fachada de 106 metros, se ubica en un inmueble emblemático de la ciudad construido en 1912 sobre el solar que ocupaba el antiguo Mercado de Abastos, y es considerado el primer edificio modernista de la ciudad.

La propiedad de este edificio ha cambiado varias veces de manos hasta llegar ahora al fondo de inversión Patrizia. En 2008 Nergosa adquirió el local a Restaura, que había realizado la rehabilitación integral del inmueble y había destinado las plantas altas a residencial de lujo y arrendado la superficie comercial a H&M.

Como ya publicó este periódico, H&M se ha encontrado este año con un gran problema debido al descenso de las ventas de sus productos. Según su primer informe trimestral de 2018, la compañía acumuló ropas sin vender por valor de 3.400 millones de euros y su inventario aumentó un 7% respecto al año pasado. Ante esta situación, la compañía anunció que rebajará el precio de esos productos y quemará aquellos que presenten desperfectos, algo que ya ocurrió en 2017 con quince toneladas de tejidos.

Los problemas de las ventas de H&M no son nuevos, puesto que su descenso ya se había observado durante los últimos tiempos, aunque la empresa trata de buscar una salida a la competencia de las tiendas digitales y físicas.

Antes de H&M, el edificio había sido ocupado por la centenaria empresa Félix Sáenz, especializada en ropa, complementos y decoración, que cerró sus puertas en marzo de 2005. Abierta en el año 1886, sus propietarios decidieron cesar la actividad por partes –la del Centro fue una de las primeras– por la reducción de las ventas a consecuencia de la competencia de las grandes superficies.

Temas

H&m

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos