Un guarda jurado «violento y problemático». Así es el detenido por matar a su madre a tiros

Un guarda jurado «violento y problemático». Así es el detenido por matar a su madre a tiros

«A esa casa no podía ir nadie de visita, ni amigos, ni nietos, ni hermanos, nadie», explican sus vecinos de Puerto de la Torre

FERNANDO TORRES y ALVARO FRÍAS

Nació en el Puerto de la Torre y ha pasado toda su vida allí. El detenido por el parricidio perpetrado este jueves es un guarda jurado aficionado a la caza que, según el relato de varios de sus vecinos, era «violento y problemático». «Tenía puestas muchísimas denuncias y se había peleado con todo el vecindario», explica Isabel, amiga íntima de la fallecida, que no se sorprende del desenlace. «A esa casa no podía ir nadie de visita, ni amigos, ni nietos, ni hermanos, nadie».

Isabel, visiblemente alterada mientras regresa a su casa, asegura que muchos de los afectados habían acudido a los juzgados pero que al final las causas «se quedaban en nada».

El hijo de la fallecida y hermano del atacante, Juan Manuel, explica a este diario que toda la familia había tenido conflictos con él, y que le habían pedido a su madre que denunciase para acabar con la situación. «Nunca la había tocado, pero a mí me llegó a decir en más de una ocasión que tenía miedo, le daba pánico denunciarle porque pensaba que la podría matar por la noche, no quise insistir más y al final ha pasado lo que ha pasado».

Según el relato de Juan Manuel, que recibió una llamada de su hermana tras la trifulca y cuando llegó al barrio se encontró con el cordón policial, su madre les contó hace unos meses que cuando el detenido hizo la mili «le diagnosticaron esquizofrenia». Además, le fue retirada la licencia de armas «después de ingresar en prisión por incumplir una orden de alejamiento y no pagar las costas del proceso». Sin embargo, posteriormente la volvió a solicitar y se la concedieron de nuevo. «Tenía todos los cursos, pero no me explico cómo una persona así puede tener una escopeta en su casa», añade.

El detenido residía en una planta de la vivienda familiar, mientras que su madre lo hacía en la otra. Según denuncia el hermano, «siempre se metía con personas más débiles que él». «Amenazaba a los vecinos más mayores, como ha nacido aquí se metía con todos ellos pero los afectados siempre acababan quitando la denuncia, pero no tocaba a nadie de su tamaño, peso o edad». La indignación se apoderó ayer de la barriada y numerosos vecinos se lamentaron por lo sucedido.