La esquina de la ignorancia

Dibujo con la pintada crítica./
Dibujo con la pintada crítica.

Atacan un mural de Idígoras en Lagunillas por considerar machista un verso de Vicente Aleixandre

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

Escribía el poeta Vicente Aleixandre, uno de los miembros más destacados de la Generación del 27 y Premio Nobel de Literatura, que «la memoria de un hombre está en sus besos» en el inicio del poema 'Los besos dados'. Hijo adoptivo de la ciudad y encargado de bautizar a Málaga como 'Ciudad del Paraíso', sus besos han sido ahora tildados de machistas y atacados con toda la fuerza que provoca la ignorancia.

Ha sido en Lagunillas, el nuevo barrio de las artes, en donde el dibujante Ángel Idígoras utilizó una frase del genial autor para acompañar la recreación de la famosa fotografía de Robert Doisneau 'El beso'. La obra, dibujada hace apenas dos semanas y entregada al barrio a modo de regalo, apareció ayer mancillada con una pintada en un llamativo color morado en donde se podía leer «Y la memoria de las mujeres ¿donde está?». Sin parecerle suficiente al (o la) artista callejero/a, coronó su retahíla con un «machirulo» junto al nombre del dibujante.

Ángel Idígoras observa su mural tras terminarlo hace apenas dos semanas.
Ángel Idígoras observa su mural tras terminarlo hace apenas dos semanas.

Visiblemente afectado por el desconocimiento de la persona que había realizado ese borrón (y el correspondiente castigo sufrido en redes sociales), el propio Idígoras procedió ayer a borrar la frase del poeta y la pintada del osado dibujante callejero. Por la tarde dijo que su intención era no volver a poner ninguna frase porque no tiene tiempo para estar todo el día blanqueando la pared;aunque después decidió que hoy volverá a dejar otra frase, en esta ocasión de la poeta argentina Alejandra Pizarnik en un intento de que levante menos susceptibilidades. «Es increíble, rectificar a un Premio Nobel», decía sin apenas dar crédito a la polémica generada.

Aspecto del dibujo ayer, ya sin la frase.
Aspecto del dibujo ayer, ya sin la frase. / Salvador Salas

Sin querer darle demasiada importancia a este tipo de actuaciones, el propio dibujante y colaborador de SUR anunció que si el dibujo vuelve a ser estropeado lo borrará por completo. «Es un regalo que le quise hacer al barrio porque yo colaboraba mucho con Miguel, el fundador de la asociación Fantasía de Lagunillas;pero lo último que quería era que esto se convierta en una polémica».

El dibujante malagueño cambiará hoy la frase y no descarta eliminar la obra completa si vuelve a ser dañada

Con su dibujo, el malagueño quería sumarse a la iniciativa impulsada desde la asociación Fantasía de Lagunillas por vecinos y promotores culturales para llenar de arte las paredes destartaladas de esta céntrica zona. En su caso utilizó un muro gris, lleno de rugosidades y grietas entre los ladrillos para crear 'La esquina del beso', un espacio en el que todo el mundo estaría 'obligado' a besarse y a colgar esa foto en las redes sociales.

Aunque inspirado en la obra de Doisneau, el dibujo de Idígoras se ha malagueñizado y la Farola es fiel testigo del amor de los amantes. Aunque el amor, en este caso, ha sido vencido por un mal entendido debate entre machismo y feminismo. Así, la esquina de los besos se ha convertido (al menos por unas horas) en la esquina de la ignorancia.

Temas

Málaga