Escalera de la calle Ferrándiz a Pinosol: un acceso cortado desde hace meses

La escalera permanece vallada desde hace meses sin que los vecinos puedan utilizarla./
La escalera permanece vallada desde hace meses sin que los vecinos puedan utilizarla.

José Manuel Alday
JOSÉ MANUEL ALDAY

La obra iniciada el año pasado para mejorar la escalera que conecta la calle Ferrándiz con la zona de Pinosol lleva paralizada varios meses y los vecinos se preguntan el motivo, ya que se trata de un acceso muy utilizado. Según Miguel Ángel Pérez Gómez, «las obras comenzaron con el vallado a finales de noviembre y estaba previsto que terminasen en tres meses, según el comunicado de Ordenación del Territorio y distrito centro». Una obra que según indica «desde finales de noviembre hasta ahora julio se encuentra vallada, sin permitir el acceso a los vecinos, por un camino que acorta muchísimo y siendo una zona de población muy envejecida». Hasta han hecho una pintada que tilda de secuestrado el acceso. «Entiendo que por motivos de seguridad se haya cerrado la zona de obras, si bien se podría haber ejecutado por tramos diferenciados». «A ello hay que sumar el lentísimo avanzar de las obras, y lo peor es que da la sensación de terminada desde al menos el mes de abril sin que se hayan retirado las vallas»,señala este ciudadano, quien dice que «la prolongación de las obras, de aparente simplicidad, ya es de hasta casi tres veces el plazo inicial».

Según hemos podido averiguar, existe un desacuerdo en determinados aspectos de la ejecución de la obra entre la empresa y el Ayuntamiento, lo que está dando lugar a este retraso, aunque se espera que en el plazo de dos semanas se resuelva la situación. En este sentido, Raúl López, concejal de Urbanismo, ha señalado que el pasado día 3 de julio la Gerencia Municipal de Urbanismo realizó la recepción inversa de la obra, tras lo que la empresa constructora tiene de plazo quince días para realizar las modificaciones señaladas por Urbanismo. El edil apuntó que si transcurrido dicho plazo no se realizaran las modificaciones pertinentes, el Ayuntamiento las realiza de manera subsidiaria. En estas mismas páginas nos hicimos eco en diciembre pasado de esta obra y comentábamos que además de mejorar la escalera, la actuación contemplaba la mejora de la infraestructura de saneamiento y alumbrado en la zona. Se trata de una zona que durante mucho tiempo ha estado muy abandonada, lo que ha motivado más de una queja.

Estado de una farola.
Estado de una farola.

Calle Victoria: farolas en mal estado

Una vecina de la calle Victoria advierte del mal estado en el que se encuentran las farolas de esta calle. Como ejemplo envía al periódico una fotografía de una de ellas cuyo cuerpo aparece separado de su base. Un peligro sin duda, pues en cualquier momento puede desplazarse por completo de su asentamiento y caer, lo que tendría graves consecuencias en una calle que es muy transitada tanto por peatones como por vehículos.

Otro lector agradece al periódico, por recoger su advertencia, y al Ayuntamiento, por actuar a raíz de la publicación de su denuncia, ante el peligro que suponía otra farola de la playa de San Andrés cuya base se encontraba desprotegida y que ha sido reforzada.