Costas actúa por primera vez en los Baños del Carmen desde el final de la concesión

Obras para reponer el muro caído durante el temporal de mayo. /Migue Fernández
Obras para reponer el muro caído durante el temporal de mayo. / Migue Fernández

Hay que remontarse 37 años atrás para encontrar la última vez que este departamento hizo obras en el recinto, en este caso, la reposición de un muro caído durante un temporal

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Es una actuación menor, pero tiene una carga simbólica muy alta. Una constructora contratada por la Demarcación de Costas ha iniciado hoy los trabajos para reponer el muro que separa la zona del antiguo 'camping' de los Baños del Carmen respecto de la calle Bolivia, a la altura de la gasolinera de Pedregalejo. El murete fue derribado por el viento durante un temporal el pasado mayo, y desde entonces ha estado protegido por una valla metálica, que fue instalada por la concesionaria del restaurante. Según informó la Subdelegación del Gobierno, los trabajos para acondicionar 24 metros lineales de pared tendrán un coste de 3.500 euros y se están acometiendo desde hoy por seguridad.

Más allá de este hecho, lo cierto es que hay que remontarse hasta el año 1982 para encontrar la última intervención que Costas hizo en este enclave. Entonces, bajo mandado de Luis López Peláez, este departamento ordenó el muro que había sido instalado por los concesionarios, y que impedía el acceso al recinto por el mar. Se hizo en cumplimiento de la primera Ley de Costas de la Democracia, como también la instalación de un gran cartel que avisaba de la entrada gratuita a la playa, que hasta entonces era privada.

Se trata, por tanto, del inicio de las actuaciones que el Gobierno central lleva a cabo en el balneario tras el final de la concesión, y ocurre justo un año después de aquel hito. La parte del restaurante sigue en manos de los privados, en virtud de un permiso en precario de la Junta, y con un canon actualizado. En cambio, la zona de los eucaliptos, donde se proyecta un gran parque, ya ha salido del ámbito de la explotación, y actualmente está en manos de la Junta. Desde la Subdelegación reconocieron que todavía no hay fecha para la firma del acta de reversión, que tiene que liderar la Consejería de Medio Ambiente, y que supondrá el pistoletazo de salida a los planes para recuperar este espacio y abrirlo definitivamente al uso público.

En cambio, la intervención no ha gustado a los vecinos de Pedregalejo. Según explicaron, ese tramo de muro precisamente está previsto que desaparezca una vez que se rehabiliten los terrenos; aunque sí se mantendrá el cerramiento histórico de la parte del balneario. Por tanto, a su juicio, se está reponiendo algo que dentro de poco tiempo se tendrá que volver a tirar. Con todo, valoran que de una vez Costas se haya decidido a asumir su responsabilidad sobre este espacio.