Salud estudia contar con la iniciativa privada para construir más rápido el nuevo hospital de Málaga

El consejero de Salud, Jesús Aguirre, y el director de SUR, Manuel Castillo, se saludan, ayer, en Hospital CHIP. /Salvador Salas
El consejero de Salud, Jesús Aguirre, y el director de SUR, Manuel Castillo, se saludan, ayer, en Hospital CHIP. / Salvador Salas

El consejero Aguirre asegura en un foro de SUR y CHIP que con ese modelo se agilizarían los plazos para acabar el edificio antes del final de la próxima legislatura

Ángel Escalera
ÁNGEL ESCALERAMálaga

La Consejería de Salud estudia que la construcción del nuevo hospital del SAS en Málaga capital (previsto en los aparcamientos del Civil) se lleve a cabo con la colaboración de la iniciativa privada. Así lo dijo ayer el titular de la cartera de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, en un encuentro-coloquio organizado por SUR y el Centro Hospitalario Integral Privado (CHIP).

Aguirre, que aseguró que hacer ese hospital es un proyecto preferente para la Junta, indicó que se están estudiando varias opciones para levantar el edificio y que se busca un modelo de financiación que no comprometa mucho la deuda. El consejero señaló que Salud quiere que el hospital esté en condiciones de ser inaugurado antes del final de la siguiente legislatura (unos siete años largos siempre y cuando que se agoten los plazos tanto de este mandato como del próximo). En ese sentido, Aguirre dejó claro que, aunque se reciba colaboración privada en la construcción del edificio, la gestión del hospital siempre será pública en su totalidad y de ella se encargará la Consejería de Salud.

«Estamos barajando varios modelos y no descartaremos ninguno hasta que dispongamos de los informes que nos digan que el centro hospitalario se puede hacer en los terrenos del Civil», significó Aguirre. Para ello, se han encargado catas arqueológicas del terreno, se elabora un plan de movilidad para conocer en profundidad distintos aspectos relacionados con el tráfico en esa zona y se ha pedido una serie de datos a la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento.

«En CHIP hacemos una apuesta por calidad asistencial»

El gerente del Centro Hospitalario Integral Privado (CHIP), Jesús Burgos, dijo que su hospital, «el único de Málaga propiedad de andaluces, hace una puesta decidida por la calidad asistencial». En ese sentido, puso de manifiesto que CHIP, que va a celebrar su décimo aniversario, cuenta con una acreditación de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía.

Jesús Burgos destacó el trabajo que llevan a cabo los 208 empleados del hospital, así como el que desarrollan los médicos colaboradores. «Los profesionales son los que dan sentido a que demos la mejor asistencia posible a los pacientes. Hay que apostar por una sanidad de calidad. Entre todos tenemos que superar los retos sanitarios», manifestó el gerente de CHIP, que recordó que en 1973 su padre creó la clínica La Encarnación. Citando unas palabras del presidente de la Confederación de Empresarios de Andalucía y de Málaga, Javier González de Lara, Jesús Burgos afirmó que «no hay nada mas progresista que crear empleo». El gerente y propietario de CHIP dio las gracias al consejero de Salud, Jesús Aguirre, por su presencia en el encuentro-coloquio.

Jesús Aguirre precisó que la ayuda del sector privado agilizaría la construcción del centro hospitalario y añadió que «la velocidad de crucero se enlentece cuando el modelo de financiación es público en su totalidad. Con la iniciativa privada la puesta en servicio es más rápida», manifestó el consejero. Antes de que termine el año, Salud espera disponer de todos los informes que le permitan tomar una decisión definitiva sobre la ubicación del hospital. El siguiente paso será habilitar partidas específicas para la realización del edificio hospitalario, empezando por el dinero necesario para la licitación del proyecto.

Más

En cuanto a la construcción de un CHARE en la zona este de la capital –como piden los vecinos–, el consejero considera que es preferible hacer un CARE (centro de especialidades) y acometer la ampliación y mejora del centro de salud de El Palo, que tiene 30 años de antigüedad y se ha quedado pequeño. «Yo estoy hablando de realidades y, con el gran hospital que Málaga va a tener, creo que en El Palo un CARE es mejor que un CHARE», afirmó Jesús Aguirre. No obstante, subrayó que serán los técnicos de la Delegación Provincial de Salud los que valorarán y dirán qué es lo que debe llevarse a cabo en la zona este.

Inversión en Estepona

Sobre el hospital de Estepona, cuya construcción ha pagado el Ayuntamiento, Aguirre recordó que el edificio no puede abrirse hasta que el SAS lo recepcione, algo que no hará en tanto que la constructora contratada por el Consistorio de Estepona no subsane unas anomalías existentes, una actuación imprescindible para proceder a la recepción del edificio. El consejero indicó que se han destinado 4,1 millones de euros para infraestructuras de ese centro hospitalario, que se unen a los ocho millones asignados anteriormente, con lo que el montante total asciende a unos 12 millones de euros.

«Aunque se pueda recibir colaboración privada en la construcción del edificio, la gestión del hospital siempre será pública»

«Yo estoy hablando de realidades y, con el gran hospital que Málaga va a tener, en El Palo es mejor un CARE que un CHARE»

«El hospital de Estepona no se puede abrir hasta que el SAS lo recepcione cuando se subsanen algunas anomalías del edificio»

Aguirre también habló de las obras de ampliación del Hospital Costa del Sol de Marbella, paralizadas desde hace 10 años. Y recordó que Salud ha desbloqueado la situación con el pago de 12 millones de euros a la concesionaria, lo que dará luz verde al Gobierno andaluz para retomar los trabajos de ampliación una vez que se elabore un plan de obras que tenga en cuenta las necesidades actuales.

El consejero informó de que se ha encargado a los inspectores de las delegaciones de Salud de las ocho provincias andaluzas un trabajo para sacar a la luz cómo se maquillaban las listas de espera en la etapa socialista y determinar, a través de las auditorías que se han pedido, si hay responsabilidad o no de personas que ocupaban altos cargos. Aguirre comentó que se trabaja para reducir las listas de espera quirúrgicas y de primera consulta de especialidades. Añadió que se han encontrado listados de pacientes pendientes de ser atendidos que estaban «en el limbo, sin pasar sus datos al ordenador».

El responsable de la cartera de Salud y Familias incidió en que los presupuestos de la Junta recién aprobados son los más sociales de la historia, con 20.000 millones de los 36.500 totales destinados a asuntos relacionados con la sanidad, la educación y la dependencia. A ese respecto, significó que ahora se invierte en sanidad 92 euros más por andaluz y año.

Otra cuestión en la que la Consejería de Salud está inmersa para mejorarla y potenciarla es el de la asistencia domiciliaria de los pacientes crónicos. «Tenemos que ir a la cabecera de la cama de los pacientes, estén en su casa o una residencia. Hay que mejorar los cuidados de los enfermos», puntualizó.

Por otra parte, Aguirre dijo que la Consejería de Salud se ha ofrecido a la Fundación de Amancio Ortega para que en Andalucía se cree un centro de investigación oncológica. «¡Ojalá salga adelante es proyecto!; si es así, ya se verá en qué ciudad se sitúa», manifestó el consejero al ser preguntado sobre si Málaga es candidata a acoger ese centro.