La cesión de terrenos en el Civil despeja el camino para el tercer hospital de Málaga

Bendodo, Salado, Aguirre y De la Torre, con responsables sanitarios de la provincia. /Salvador Salas
Bendodo, Salado, Aguirre y De la Torre, con responsables sanitarios de la provincia. / Salvador Salas

El presidente de la Diputación y el consejero de Salud firman el acuerdo que permitirá a la Junta disponer de 48.000 metros cuadrados

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

El tercer hospital de Málaga ha pasado del deseo a la realidad. Una realidad que han plasmado el presidente de la Diputación, Francisco Salado, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, con su firma en el acuerdo de cesión de los terrenos que tiene la Diputación en el hospital Civil y que ahora ocupan cientos de coches. Para la firma del acuerdo de cesión eligieron los jardines del Civil, junto al monolito que recuerda a uno de sus médicos más ilustres, el doctor Gálvez Ginachero, y con el consejero de Presidencia, Elías Bendodo, y el alcalde, Francisco de la Torre, como testigos de un acto que congregó a buena parte de la plantilla del centro, que siguió el acto desde pasillos y ventanas.

«Hoy comienza la primavera sanitaria de Málaga tras un duro invierno», ha afirmado Salado en relación a la larga demanda de este tercer hospital. «Málaga es la última provincia andaluza, y entre las últimas de España, en número de camas por habitante», justificó el presidente de la Diputación, Francisco Salado, quien recordó la «máxima voluntad de colaboración y cooperación con la Junta para afrontar las graves carencias de la sanidad pública en Málaga». Así, recordó los casi nueve millones de euros de las obras del Hospital del Valle del Guadalhorce, o la cesión de un edificio del complejo del Civil para investigaciones de cáncer de próstata.

Jesús Aguirre asegura que en los presupuestos de 2020 habrá partida para encargar el proyecto

El consejero Aguirre destacó que el proyecto que arrancó ayer es la «suma de muchas voluntades», pero esencialmente de los malagueños que «con su empuje han movido a las administraciones a dar este paso». Según dijo, «solo llevamos tres meses en el Gobierno andaluz, pero hemos visto la necesidad urgente de este tercer hospital, y hoy se pone en marcha». Sobre los plazos, no pudo ser muy concreto. Esta firma de cesión es el primer paso para un proceso que implica en primer término la aprobación por el pleno de la Diputación y después las labores administrativas y burocráticas necesarias para que la Junta adquiera la titularidad de pleno dominio de estos terrenos. Hasta ese momento no se podrá licitar el proyecto. A lo que sí se comprometió es a que habrá partidas en los presupuestos de 2020. Aguirre destacó la labor del grupo de trabajo, más de 300 personas que han realizado el plan funcional que «asumimos al cien por cien». No obstante, señaló que este plan se irá modificando en función de cómo avanza el proyecto para adecuarlo en cada momento a las necesidades concretas. A este grupo de expertos corresponderá también analizar y proponer soluciones a problemas sanitarios de otras zonas, como puede ser el distrito Este de la capital. El alcalde, Francisco de la Torre, se felicitó por el comienzo de lo que será «un gran equipamiento hospitalario para Málaga y la provincia» que, dijo, es «un proyecto de todos los malagueños».

El nuevo centro hospitalario contará con una superficie construida de cerca de 162.000 metros cuadrados y se distribuirá en once áreas funcionales. Se prevé que el futuro edificio sanitario tenga además 816 habitaciones de uso individual, 213 consultas de especialidades, una Unidad de Cuidados Intensivos, un servicio de Urgencias y 52 quirófanos, entre otro equipamiento.