Antonio Banderas apadrina las viviendas de lujo Picasso Towers

Antonio Banderas junto a los responsables del proyecto residencial./migue fernández
Antonio Banderas junto a los responsables del proyecto residencial. / migue fernández

Metrovacesa y Sierra Blanca Estates, los promotores, defienden la construcción en altura y aeguran que crearán de 1.500 puestos de trabajo

Juan Soto
JUAN SOTOMálaga

«No sé cómo sería mi vivienda ideal, pero seguro que estaría en Málaga». Una frase en un 'spot' publicitario esconde los motivos por los que el actor malagueño más internacional, Antonio Banderas, ha prestado su imagen a Picasso Towers, una promoción de viviendas que aspira captar el interés del sector del lujo y convertirse en el proyecto más importante de toda la costa de la península ibérica.

Durante una presentación multitudinaria celebrada ayer en los propios terrenos en los que se construirán las tres torres de 21 plantas y 213 viviendas, Banderas ha desvelado que su apuesta por esta compañía responde a que «hay una Málaga que soñamos que necesita de inversiones, de gente que se anime a expandir la oferta de la propia ciudad«. Tampoco esconde que Metrovacesa y Sierra Blanca Estates, los dos promotores, se han involucrado del mismo modo en su proyecto del Teatro del Soho y han entrado como sponsors. »Necesito gente y empresas que se quieran mojar conmigo«, dijo.

El actor malagueño más internacional ha asegurado que siempre ha soñado con la Málaga del futuro y que le encanta conocer a personas que «quieran convertir sus sueños en realidad». Para él, promociones de este tipo, que pretende atraer a un cliente de lujo con pisos de hasta tres millones de euros, es importante. Y para ello ha puesto como ejemplo el sur de Francia, en donde ha vivido durante los últimos meses. «Allí el lujo es una industria y puede aportar mucho a esta ciudad».

Sobre las viviendas que ya han comenzado a comercializarse, los dos promotores –Metrovacesa será el responsable de dos torres y Sierra Blanca Estates de una– han defendido la construcción en altura como la más sostenible en este momento y han avanzado que el proyecto permitirá la creación de 1.500 puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos.

El presidente de Sierra Blanca Estates, Pedro Rodríguez, asegura sin tapujos que Picasso Towers «es el mayor proyecto que se va a hacer en la historia de Málaga» y que la ciudad necesitaba ofrecer apartamentos de auténtico lujo. A su juicio, la construcción en vertical «es el gran ejemplo de que Málaga apuesta por el futuro al ser un proyecto precursor que va a regenerar toda la zona oeste».

Carlos Lamela, el responsable del estudio de arquitectura que desarrollará las torres, argumenta que se trata del «proyecto más importante de la línea de costa de la península» y enumera las ventajas de la construcción en vertical porque «es la que menos terreno utiliza y es la más idónea para determinadas ubicaciones como cerca del mar«.

Por su parte, el CEO de Metrovacesa, Jorge Pérez de Leza, asegura que Picasso Towers será un proyecto «que generará un antes y un después» en la ciudad, al igual que ocurre con todas las promociones en las que se embarca la empresa desde su fundación en 1918.

Esta promoción de viviendas se ubicará en la calle Pacífico, en la zona conocida como Torre del Río. En concreto albergará un total de 213 viviendas de entre 132 y 404 metros cuadrados y dispondrán de amplias terrazas con vistas a la costa. La primera torre, llamada Living, contarán con tres piscinas, una climatizada y dos exteriores; spa; gimnasio; sala de cine privada; ludoteca, área de coworking y hasta guardería. Serán viviendas inteligentes y adaptadas a las últimas tecnologías. Las expectativas son finalizar este complejo urbanístico en 2023, aunque está previsto que las primeras viviendas comiencen a entregarse a finales de 2021.