La Cámara de Representantes de EE UU condena los «comentarios racistas» de Trump

El presidente del Gobierno de EE UU, Donald Trump. / REUTERS

Consideran que los ataques xenófobos del presidente «han legitimado e incrementado el miedo y el odio hacia los nuevos estadounidenses y hacia la gente de color»

COLPISA / AFP

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los demócratas, ha condenado formalmente al presidente Donald Trump por sus ataques xenófobos contra cuatro congresistas pertenecientes a minorías, mientras el mandatario republicano negaba las acusaciones de racismo.

La resolución fue adoptada con el voto de los 235 demócratas y solo cuatro legisladores republicanos, mientras que el liderazgo del partido gobernante se mantuvo del lado del presidente.

«La Cámara de Representantes condena enérgicamente los comentarios racistas del presidente Donald Trump que han legitimado e incrementado el miedo y el odio hacia los nuevos estadounidenses y hacia la gente de color«, dice el texto aprobado.

En una serie de tuits el fin de semana, Trump atacó a Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen puertorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (una legisladora negra que representa a Massachusetts) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina) y les aconsejó que «regresen» a sus países.

Estas cuatro legisladoras, que llegaron a la Cámara a principios de 2019, son apodadas «El escuadrón» por algunos medios, en tanto destacan por su intensa actividad en las redes sociales y por posiciones escoradas hacia la izquierda.

La resolución también critica a Trump por decir «que miembros del Congreso que son inmigrantes (o que son erróneamente percibidas como inmigrantes) no pertenecen tienen cabida en Congreso o en Estados Unidos».

Los demócratas tienen mayoría en la Cámara de 435 miembros pero están en minoría en el Senado, donde la resolución probablemente no sea analizada.

Trump se aferró a su estrategia de alimentar la controversia que él mismo lanzó y en la mañana del martes reiteró su mensaje a las congresistas: «Si no están felices aquí, pueden irse», les espetó. «Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo», dijo Trump en Twitter.

Ocasio-Cortez respondió: «Tiene razón, señor Presidente, no tiene ni un hueso racista en su cuerpo». «Tiene una mente racista y un corazón racista».

Antes de la votación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llamó a todos los miembros del organismo, de ambos partidos, a que se unieran a la condena.

«Hacer cualquier otra cosa sería un escandaloso rechazo de nuestros valores y una vergonzosa abdicación de nuestro juramento de mandato de proteger al pueblo estadounidense», dijo.