La exemperatriz japonesa se somete a una operación de cáncer de mama

La exemperatriz japonesa Michik en una imagen de 2015./Archivo
La exemperatriz japonesa Michik en una imagen de 2015. / Archivo

La intervención, que se ha realizado en el hospital de la universidad de Tokio, «se terminó sin problemas», ha anunciado la agencia de información de la casa imperial

COLPISA / AFPMadrid

La exemperatriz japonesa Michiko, de 84 años , ha sido sometida este domingo a una operación, después de haber recibido en agosto un diagnóstico de cáncer de mama, ha anunciado la agencia de información de la casa imperial.

La operación de Michiko, que se ha realizado en el hospital de la universidad de Tokio, «se terminó sin problemas» y «la exemperatirz volvió a su habitación» del hospital, ha informado la fuente.

El exemperador japonés Akihito llega al Hospital de la Universidad de Tokio, donde está ingresada la es emperatriz japonesa Michiko.

El esposo de Michiko, Akihito, formalmente abdicó al trono imperial japonés en abril, en el primer gesto de este tipo en dos siglos en ese país. Él y su hija Sayako -una exprincesa que abandonó la casa real para casarse- visitaron el hospital para ver a Michiko antes del inicio de la operación.

Akihito y Michiko se tornaron populares por sus esfuerzos para modernizar la tradicional monarquía japonesa. Ella fue la primera plebeya en casarse con un heredero imperial en Japón. Nació en Tokio en 1934 y estudió en una escuela católica para niñas antes de cursar literatura inglesa en la universidad.

La pareja se conoció durante un torneo de tenis y se casó en 1959, con una ceremonia muy mediatizada. Dio a luz en 1960 a Naruhito -el ahora emperador- y cinco años más tarde a su segundo hijo, el príncipe Akishino.

Más información