La familia de Lucía Vivar, «devastada» por el archivo del caso

Los padres de Lucía Vivar/
Los padres de Lucía Vivar

Sus representantes estudian tanto la posibilidad de recurrir el auto de la jueza como iniciar nuevas actuaciones

ALVARO FRÍAS , JUAN CANO y JON SEDANOMálaga

La familia de Lucía Vivar, la pequeña hallada muerta el pasado 27 de julio en las vías del tren siete horas después de su desaparición en la estación de Pizarra, está «devastada» después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 10 de la capital haya emitido un auto en el que decreta el archivo del caso abierto por el fallecimiento de la menor. En este sentido, a través de un comunicado, han indicado que, aunque conocían la posibilidad de que la magistrada tomara esta decisión, están «tremendamente afectados» una vez que se ha materializado.

Y es que a mediados del pasado mes de abril, la Fiscalía ya solicitó el archivo de la causa, enviando un escrito unos días después de que la jueza denegara que se practicaran las últimas pruebas que había solicitado la familia. En concreto, el fiscal instó al sobreseimiento provisional de la causa penal al considerar que no consta «suficientemente acreditado» que los hechos «sean constitutivos de un delito de asesinato».

El martes se conoció la decisión de la jueza, que dictó auto de sobreseimiento y archivo provisional de la causa, al entender que de las actuaciones practicadas no se desprenden aspectos que apunten a la comisión de un hecho delictivo, ya que, apunta, no existen indicios de que en la desaparición de la menor y en su muerte hayan intervenido terceras personas.

En la resolución judicial, la magistrada asegura que el fallecimiento de la pequeña fue debido a un impacto con las partes bajas del tren. En cuanto a la desaparición, señala que, a pesar de las múltiples diligencias de investigación que se han practicado, en el cuerpo de la menor no se han encontrado indicios que permitan sostener que terceras personas la cogieran y, en contra de su voluntad, se la llevaran. Tampoco hay elementos, continúa, que apunten a que fuese drogada para que no opusiera resistencia.

La jueza recuerda que la pequeña presentaba manchas de grasa, bien del tren o de las vías, así como erosiones en los talones, a la altura de las sandalias, «lo que sugiere un roce continuo debido a la deambulación». Además, indica que, aunque no es posible dar una explicación de cómo pudo llegar la menor al lugar del fallecimiento, «no existe indicio alguno de que terceras personas la llevaran hasta allí, es más, la presencia de grasa en distintas partes del cuerpo de la menor sugieren que anduvo por las vías del tren».

Precisamente, este aspecto es uno de los que destaca la familia de la pequeña en el comunicado que ha hecho público tras conocerse la decisión de la magistrada. A través de la letrada que les representa en esta causa, Ana Belén Ordóñez, del despacho Ley 57 Abogados; insiste en que se ha decretado el archivo del caso sin que se haya concluido como pudo llegar Lucía al lugar donde se halló su cuerpo. Hay que recordar que la familia de la menor nunca ha creído que ésta pudiera haber recorrido sola cuatro kilómetros en la oscuridad por las vías.

Los padres de Lucía, Almudena Hidalgo y Antonio Vivar, no comparten la decisión de la jueza de archivar la causa, por lo que la abogada ha informado de que están estudiando tanto la posibilidad de recurrir el auto de la magistrada como la de iniciar nuevas acciones. «Todo ello está siendo analizado y estudiado por los representantes legales y consensuado con la familia», según ha precisado Ordóñez, quien ha apuntado que adoptarán las medidas oportunas en los próximos días.

Finalmente, los padres y familiares de Lucia Vivar han querido agradecer de nuevo las muestras de cariño y apoyo de familiares, vecinos, amigos, medios de comunicación y de todas esas personas que de un modo u otro les han trasladado su afecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos