Las empresas esperan al parque nacional para despegar en la Sierra de las Nieves

Entorno del mirador de los Ceballos, en Yunquera, uno de los municipios de la Sierra de las Nieves. /Migue Fernández
Entorno del mirador de los Ceballos, en Yunquera, uno de los municipios de la Sierra de las Nieves. / Migue Fernández

Hoteles ecológicos, turismo activo y viviendas para explotación turística son algunos de los proyectos que podrían cuajar

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Las fechas concretas se llevan mal con los procesos administrativos. Ministros, presidentes autonómicos y otros cargos han dado demasiados plazos para el nombramiento de la Sierra de las Nieves como parque nacional. No obstante, con los datos en la mano, parece que durante la primavera de 2019 llegará el ansiado cambio, que pondrá fin a años de activismo social, ecológico y político para conseguir que el enclave goce de la máxima protección que se contempla en la legislación española. Una de las consecuencias directas que tendrá este hito está en su población y en el valor económico de los diferentes municipios. Actualmente hay decenas de proyectos empresariales a la espera de que se consolide el nombramiento para despegar, y otros que llevan ya un tiempo funcionando en la zona que confían en que el año que viene su actividad crezca y puedan diversificar.

El Ministerio para la Transición Ecológica recogía en su escrito adjunto a la aprobación de la propuesta final del nombramiento (que se debe tramitar como una ley en el Congreso y el Senado), el impacto económico que el cambio de protección supondrá para la Sierra de las Nieves. «Traerá beneficios para toda la zona, en términos de turismo, inversiones, puestos de trabajo, directos e indirectos, como ya está acreditado que ocurre en los demás parques nacionales que conforman la Red, con los 15 millones de visitantes que, cada año, acuden a estos espacios protegidos». Este progreso económico ya está en vías de expansión, tanto por parte de las empresas que ya operan en el parque natural como de inversores y empresarios que trabajan con el futuro nombramiento como punto de inflexión.

El alcalde de Alozaina y presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de las Nieves (de la que forman parte Alozaina, Casarabonela, El Burgo, Guaro, Istán, Monda, Ojén, Tolox y Yunquera), Antonio Pérez, asegura que cada día hay «más interés» en el plano económico y empresarial. «Ha habido reuniones con grupos de inversores españoles y extranjeros interesados en llevar a cabo distintas actividades en la Sierra de las Nieves», apunta. La mayoría de ellos busca «información» sobre el nombramiento y las exigencias en materia urbanística que impondrá el modelo de protección –muy similares a las que se mantienen en la actualidad por ser reserva de la Biosfera y parque natural–.

Uno de estos inversores es Luis Jiménez, que ha adquirido el hotel de Alozaina (que nunca llegó a funcionar de forma regular) y que estará vinculado con una promoción de cuarenta y ocho viviendas que serán ofrecidas al mercado holandés para ser explotadas como apartamentos turísticos. El hotel será «temático», conectado a la autenticidad del municipio y a los valores de la sierra. «Queremos ofrecer algo auténtico a los visitantes, que buscan vivir de cerca la experiencia del parque nacional». Confía en que el alojamiento esté abierto «en sesenta días», por lo que coincidirá prácticamente con la llegada del parque nacional. Las viviendas están aun en fase de construcción, pero los contactos para su comercialización ya han avanzado bastante.

Miguel Rico, presidente de la ONG Viviendas por la Biodiversidad, se encuentra en plena búsqueda de terrenos para implantar un hotel ecológico y sostenible, quizá en Casarabonela o en Alozaina. «Se trata de una propuesta que combine el alojamiento turístico con la formación para la biodiversidad de las casa rurales», una forma de protección del medio ambiente que, según el promotor, encaja a la perfección con el interior de la provincia y en especial con la Sierra de las Nieves.

El alcalde de Tolox, Bartolomé Guerra, explica que hay otro promotor trabajando en un hotel en la localidad, además de otra promoción de viviendas. Además, el pueblo ya cuenta con una empresa de turismo activo, pero se está creando otras que está en conversaciones y trámites para crear un parking de caravanas. «Hay autónomos y pequeñas empresas especializándose en las rutas guiadas confiando en que la demanda aumente con el nombramiento», añade. El consistorio ha abierto varios senderos públicos que están teniendo «mucho éxito» en sinergia con ese tejido empresarial de menor escala.

José Antonio Víquez, alcalde de Yunquera, explica que en la localidad llevan más de un año recibiendo un contacto constante de empresas interesadas, aunque muchas «quieren tener la certidumbre de que el parque llegará para garantizar la rentabilidad de los proyectos». Pese a ello, hace tres semanas se produjo un encuentro con unos inversores que buscan suelo para un hotel, además de otro grupo que ya está en trámites con los dueños del terreno. «Lo cierto es que hace meses que todos los fines de semana estamos llenos». Tanto los regidores como el presidente de la mancomunidad confían en que todas estas propuestas ayuden a fijar a la población, uno de los grandes objetivos del nombramiento.

«Los touroperadores antes no nos hacían caso, ahora nos piden información»

La empresa Aventurarte lleva trabajando el turismo activo de Tolox hacia toda la Sierra de las Nieves desde el año 2011. Elena González, su propietaria, explica que la inminente llegada del parque nacional ha generado mucho movimiento –aunque no puede dar un dato concreto del aumento del volumen de negocio–. «Mucha gente nos pregunta, grupos senderistas y otro tipo de empresas quieren saber cómo y cuándo será».

Aunque todavía no se ha hecho efectivo, las constantes noticias sobre el cambio de modelo ha producido un efecto curioso a ojos de la empresaria:«Los touroperadores antes no nos hacían caso;ahora nos llaman y nos piden información y las tablas de precios para ofertar nuestras actividades».

Antonio Ruiz es el propietario del camping Sierra de las Nieves, en Yunquera. «Desde que lo del parque nacional va para adelante, hemos recibido un incremento de visitantes del 15%». No obstante, asegura que el negocio sigue siendo «muy estacional», con temporadas bajas «muy duras». Por ello confía en que el nombramiento ayude a romper ese contraste tan marcado entre verano e invierno. Además, anticipándose a los acontecimientos, la empresa ha decidido diversificar su oferta, para garantizar a sus clientes servicios de calidad en el entorno natural: Activa Sierra de las Nieves. «Ofrecemos deporte, ocio, barranquismo, rutas en vehículos 4x4». Ruiz asegura que tras sus once años de experiencia, no es solo el parque nacional el que ha potenciado la zona, sino «el impulso de los alcaldes y la gente de los pueblos».