La Donaira acoge esta semana el Pause Festival con conciertos bajo las estrellas

MARÍA GARCÍA

La Donaira de Montecorto, recientemente galordano como el mejor hotel ecológico de España, acoge durante esta semana el Pause Festival, posiblemente el festival «más íntimo y relajado del mundo» como se definen en su página web.

El corazón del Pause Festival son los conciertos nocturnos al aire libre, bajo las estrellas, en la finca donde se ubica el hotel con más de 700 hectáreas en la Serranía de Ronda.

El primero de los conciertos tuvo lugar anoche y se desarrollarán hasta el próximo domingo 19 de agosto, con reconocidos artistas como el pianista Julien Brocal, la violonchelista Camille Thomas, la violinista Rosanne Philippens o el trompetista Franz Hautzinger, entre otros muchos músicos que han elaborado un programa de música que va a permitir a los asistentes disfrutar de la espontaneidad y la magia que se crea en este ambiente único. Hay que destacar, además, que el control artístico queda en manos de los propios artistas que participan por lo que no hay ningún programa específico, aunque eso sí cada noche se asocia a un compositor previamente establecido.

De forma previa, el pasado 14 de agosto tuvo lugar la ceremonia de apertura que en esta edición se ha desarrollado en la Iglesia de San José, en la localidad gaditana de El Gastor, donde se interpretó una composición nueva obra del compositor Ruper Hubert, por parte del Coro Orfeón Vicente Espinel de Ronda, Coro Brisas del Pinsapar de Grazalema y el Coro Aires del Gastor.

El festival se lanzó el pasado año, con la colaboración especial de la célebre pianista María João Pires, con el objetivo de traer actuaciones de primer nivel de las salas de conciertos a un ambiente más relajado y al entorno natural. El Pause es una celebración de la relación entre el ser humano y la naturaleza, una fusión inmersiva de creatividad artística y de los lugares salvajes que la inspiran.

Para crear ese ambiente íntimo que La Donaira quiere crear en este evento, se han limitado las entradas a cien cada noche, borrando así las barreras habituales entre artista y público. El resultadoes una experiencia inclusiva y conmovedora, compartida por todas las personas que conforman el público. El precio de las mismas es de 50 euros por jornada, aunque existe un bono de 200 euros para disfrutar de los conciertos que se desarrollen durante los cinco días.

Temas

Ronda