Virgin instalará en Bobadilla el centro de desarrollo de prototipos de hyperloop, el tren del futuro

Virgin instalará en Bobadilla el centro de desarrollo de prototipos de hyperloop, el tren del futuro

El proyecto supondrá una inversión de 500 millones de dólares y aprovechará la nave de experimentación que actualmente tiene Adif sin uso en Antequera. La iniciativa creará 250 puestos de trabajo directos, atraerá a empresas a la zona y colaborará con el cluster ferroviario del PTA

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera Posada, y el CEO de Virgin Hyperloop One, Rob Lloyd, han firmado un acuerdo que convertirá a España en referente mundial del nuevo sistema de transporte Hyperloop, mediante la puesta en marcha de un centro de pruebas y desarrollo de tecnología avanzada en Málaga, concretamente en Bobadilla, que se convertirá en la primera instalación de desarrollo europeo de la compañía. 2020 es la fecha apuntada para hacer realidad este proyecto.

Tras meses de análisis sobre la viabilidad del proyecto en nuestro país por parte de la compañía, Virgin Hyperloop One ha elegido a España como localización internacional para el desarrollo y la fabricación de prototipos comerciales por «la experiencia única en ingeniería de infraestructuras y en tecnología de Adif, la disponibilidad de talento altamente cualificado y el liderazgo de nuestro país en el transporte de alta velocidad», según Adif. En consecuencia, el protocolo suscrito hoy permitiría «desarrollar, probar y validar en España los componentes de este sistema», diseñado para desplazamientos de hasta 1.200 km/h, consiguiendo posteriormente su certificación según la regulación europea. Una vez superadas estas fases de pruebas y validación, el centro permanecerá en España dando soporte a las operaciones, el mantenimiento y la expansión internacional del sistema.

Más información

El protocolo crea el marco para la ubicación de este centro en la nave de experimentación de Adif en Bobadilla (Antequera), que se construyó con miras a formar parte del anillo ferroviario, un proyecto que se abandonó, por lo que actualmente se encuentra fuera de uso. Con esta iniciativa comenzará a utilizarse gracias a su arrendamiento comercial. Con una superficie superior a los 19.000 metros cuadrados, este espacio permite acomodar los equipos requeridos para las pruebas de hardware necesarias para el desarrollo de esta tecnología de alta velocidad.

El valor de la instalación será de aproximadamente 500 millones de dólares incluyendo zonas de fabricación, plataformas de prueba y equipos de Virgin Hyperloop One. La inversión está supeditada a obtener 126 millones de euros en convocatorias de ayudas públicas (préstamos y subvenciones a I+D+i para las instalaciones).

Creación de empleo

La instalación del centro en España facilitará la generación de 250 puestos de trabajo directos y de alta cualificación en los próximos cinco años, y de cientos de puestos indirectos mediante la creación de un ecosistema necesario para la fabricación de sistemas Hyperloop a nivel mundial, según Adif. Las partes que han rubricado el protocolo colaborarán para la implantación de este ecosistema que permitirá a las empresas exportar sus habilidades y productos a otros países donde se comercializan los proyectos de Virgin Hyperloop One.

«Con sus sólidos sectores de transporte de alta velocidad, aeroespacial y alta tecnología, así como su excelente talento, España es ideal para el centro de pruebas y desarrollo avanzado de Virgin Hyperloop One», ha afirmado Rob Lloyd, CEO de Virgin Hyperloop One. «Al invertir en el desarrollo y las pruebas de Virgin Hyperloop One, España está ampliando su larga tradición como líder de transporte innovador y global. Estamos entusiasmados de asociarnos con un país con una visión de futuro en el desarrollo de la próxima generación de transporte».

El centro, de 19.000 metros cuadrados, que se planea abrir en 2020, desarrollará, probará y certificará componentes y subsistemas para mejorar continuamente la seguridad y fiabilidad de los sistemas Hyperloop.

«Para que Hyperloop sea comercialmente viable, debe ser seguro y confiable: la seguridad es nuestra prioridad número uno», ha afirmado Josh Giegel, cofundador y director de tecnología de Virgin Hyperloop One. «Hemos estado probando y mejorando nuestra tecnología durante los últimos cuatro años, incluida la construcción del único sistema Hyperloop a escala real en el mundo. En última instancia, el centro nos ayudará a cumplir nuestros primeros proyectos y escalar para satisfacer la demanda futura en todo el mundo».

Según destaca Adif, Andalucía dispondrá de las capacidades de alta tecnología que lleva inherente el sistema Hyperloop One como la innovación en materiales, la producción de sistemas de levitación magnética, la seguridad en túneles, técnicas avanzadas en electrónica y telecomunicaciones, procesos complejos de operaciones de transportes en demanda, nuevas aplicaciones telemáticas entre la infraestructura y los vehículos, etc.

Este proyecto permitirá aprovechar las sinergias que se establecen en el entorno al encontrarse ubicado The Railway Innovation Hub en el Centro de Tecnologías Ferroviarias (CTF) de Adif, situado en el Parque Tecnológico de Andalucía. Este 'hub' está formado por 60 empresas expertas en distintos ámbitos de innovación en tecnologías ferroviarias.

Nuevo sistema de transporte

El sistema de transporte Virgin Hyperloop One cambiará la forma de viajar, mejorando los flujos de carga y la logística bajo demanda, con grandes beneficios socioeconómicos, ofreciendo un sistema de red que conecte ciudades alejadas y reduciendo los tiempos de viaje de una hora a minutos.

Las personas y mercancías se desplazarán mediante vehículos que se aceleran gradualmente por propulsión eléctrica dentro de tubos a baja presión. Los vehículos flotan sobre la pista con levitación magnética y se deslizan a velocidades similares a las del avión debido a la resistencia aerodinámica ultrabaja.

El sistema es completamente autónomo y cerrado, eliminando impactos por errores humanos y condiciones climáticas adversas. Además, como se trata de un sistema eléctrico, no tiene emisiones de carbono directas.

La compañía Virgin Hyperloop One ya ha conseguido ensamblar la cápsula y desarrollar el sistema de levitación y guiado, el sistema de propulsión, el tubo, la creación de vacío y, en el año 2017, alcanzó una velocidad de la cápsula de 387 km/h en sus instalaciones de ensayo de Nevada.

Además