¿Y EL CERVANTES 'PA' CUÁNDO?

¿Y EL CERVANTES                        'PA' CUÁNDO?
S. SALAS

A nadie le cabe duda alguna de que el máximo premio de las letras españolas debe ser para Manuel Alcántara.-Íñigo Méndez de Vigo así lo tenía decidido; ¿pensará igual José Guirao?.-La conversación de Carlos Álvarez con la ministra Maroto en Londres.-The Ivy, de nuevo lugar de encuentro para la entrevista con el barítono 24 años después.-'Hispania', allí sí que se hace Marca España.-Ni una entrada para la 'premiere' de Simón Boccanegra.

PEDRO LUIS GÓMEZ

Manuel Alcántara recibirá el gran homenaje de Andalucía como Autor del Año 2019, merecidísima distinción otorgada por la Junta de Andalucía al que, como bien decía ayer en portada SUR, es un auténtico patrimonio de las letras y de la cultura de nuestra tierra. Ahora ya no hay disculpa alguna para que el Gobierno reaccione y el Ministerio de Cultura le otorgue el Premio Cervantes: sin duda es quien más lo merece y quien más méritos ha cosechado para que tal distinción anide en la memoria del recuerdo suyo y del resto. Málaga tiene en Manuel Alcántara al candidato ideal para recibir el mayor galardón de las lengua castellana, la misma que cuida y mima con esmero y que difunde y defiende a través de sus artículos, sus poemas, sus escritos y sus relatos... Es sin duda el premio que le falta al maestro, pero también el apellido Alcántara es el que le falta al 'ranking' del Cervantes. La Fundación Manuel Alcántara es sin duda, y lógicamente, quien más está incidiendo en la necesidad y en la justicia de este premio para su mentor, y conociendo la tenacidad de su presidente, Antonio Pedraza, seguro que ayudará y no poco a conseguirlo. Lo cierto es que el anterior ministro de Cultura, Íñigo Méndez de Vigo, tenía sobre su mesa, por encima de cualquier otro, el nombre de Manuel Alcántara como Premio Cervantes 2019. Es más, personalmente asistí a la conversación al respecto que en el Teatro Cervantes mantuvo el entonces miembro del Gobierno de Mariano Rajoy con dos diputadas malagueñas de su partido, pero el inesperado giro de la política hace que ahora ocupe su lugar José Guirao, que aunque desde luego da más seguridad que Máxim Huerta, tampoco ha destacado hasta ahora por su apuesta a la cultura malagueña que digamos.

Lo cierto es que la oportunidad para el nombramiento y la conjunción de tiempo y espacio es absoluta para que Manuel Alcántara sea el elegido, entre otras cosas porque nadie, absolutamente nadie en el mundo de las letras hispanas, atesora ni un gramo más de méritos que el genio de la última página de SUR. Por eso, emulando la canción de moda de estos últimos meses, somos muchos los que entonamos el '¿Y el Cervantes 'pa' cuándo?»'.

Una de las personas que más se alegró del nombramiento andaluz para el maestro Alcántara fue otro malagueño universal, Carlos Álvarez, quien recibió la noticia en Londres, donde residirá durante los más de dos meses que va a ser el protagonista principal de la ópera Simón Boccanegra, en la Royal Opera House, en Covent Garden, cuyo estreno será el día 15 de noviembre, para el que, desde hace muchos meses, están todas las etarras agotadas. Carlos Álvarez y su esposa, María del Valle Duque , han pasado unos buenos días con amigos malagueños presentes en la capital de Gran Bretaña con motivo de la World Travel Market. El barítono, que es más que reconocido por la gente en Londres, asistió a la cena que SUR ofreció en el fantástico palacio Drapper's Hall, la sede del gremio de laneros, donde, por cierto, se ruedan casi todas las películas que vemos ambientadas en el 'palacio de Buckingham', tal es la riqueza decorativa del mismo y la tremenda cantidad de obras de arte de reyes y príncipes que acumula en sus paredes. Álvarez expresó al público asistente cómo se ven Málaga y Andalucía desde fuera de nuestras fronteras, lo que sirvió de nuevo para volver a demostrar su apego y amor a la tierra que le vio nacer. «¿Viene la ministra?», preguntó refiriéndose a si la titular de Comercio, Industria y Turismo, Reyes Maroto, asistiría al acto referido. Al tener una respuesta positiva, señaló sin dudar: «Pues en cuanto la vea, a ella y al consejero de Turismo, les hablo del Auditorio para Málaga, que es una obra más que necesaria, que no es para nada un antojo o un capricho...», y es que Carlos es, sin duda, uno de los principales abanderados de tan importante reivindicación de los malagueños, que no quieren dilatar una obra que debería haberse comenzado hace años.

Una noche inolvidable para quienes la vivieron fue la transcurrida en el restaurante Hispania, del que ya hemos hablado en distintas ocasiones en estas páginas, uno de los lugares de moda en Londres, donde todo el personal es español, su cocina es española y donde la propaganda que hacen de nuestro país eso sí que es 'Marca España' de verdad. Allí, Carlos Álvarez y Valle pasaron una velada de las que ni se esperan ni se olvidan con un grupo de amigos malagueños, quienes al final les llevaron como regalos borrachuelos, mantecados, roscos de vino y aceite de Antequera: «Desayunar aceite de oliva antequerano es un placer, sólo me faltan los molletes...», señaló sonriendo el barítono. El Hispania, en el antiguo edificio del Lloyds Bank, en pleno corazón de la City, está de moda y encontrar una mesa es cuestión difícil. Su clientela, de alto nivel, con mucho directivo de grandes empresas, es mayoritariamente de la zona de influencia, por eso cierra los sábados y domingos, lo que ya nos da una idea de su potencial. Propiedad del vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en Londres, el asturiano Javier Fernández, éste tiene en Juan Murillo y en Davo (como todos conocen a David Palacio) a sus dos 'hombres fuertes', apoyados en una cocina y un servicio espectaculares. Allí también estuvieron Manuel Villafaína y Miguel Sierra, de la Asociación de Empresarios de Playas de la Costa del Sol, y quedaron encantados, y seguro que de esa reunión salió alguna futura sorpresa... «¿Imagina la que formaríamos aquí haciendo espetos en Lombard Street?», señalaba divertido Miguel Sierra. Desde luego, en el Hispania ya saben del éxito de algunos productos de firmas malagueñas, como El Colmenero, Famadesa o Málaga Virgen, que 'practican' desde hace tiempo. Y si en el Hispania Carlos Álvarez estuvo en loor de multitudes, algo parecido ocurrió en The Ivy, donde repitió la entrevista con SUR que ya realizara en 1994, cuando su debú en Londres, donde su director, Fernando Peire, que lleva en el histórico restaurante del corazón de la zona de teatros de Londres desde 1990, es un gran amante y conocedor de Andalucía, a la vez que asiduo usuario del aeropuerto de Málaga ya que tiene casa en la gaditana Medina Sidonia, donde comparte residencia con Londres. O igual ocurrió en Balthazar, restaurante que es una réplica absoluta, milímetro a milímetro del que hay en Nueva York, propiedad de uno de los grandes millonarios de la City, que está ubicado a escasos metros de la Royal Opera House. Allí, tres españoles de su plantilla, Jorge Cabana y Alberto Pérez, andaluces, y David Sánchez, salmantino, esperan que CarlosÁlvarez los visite la noche de su 'premiere', como suele ser habitual por parte de los grandes protagonistas operísticos, y están más que ilusionados. «Aquí es un ídolo, y que un andaluz venga como gran estrella para nosotros es un acicate enorme, porque aquí hay pasión por el bel canto», señala Jorge. Por cierto, para que se hagan una idea, Baltazhar sirvió el pasado sábado nada más y nada menos que 1.375 comidas a lo largo del día, lejos de los días de Navidad, en torno a los 1.700 servicios. Si hacen cuentas...

De vuelta de Londres, donde ya es Navidad pues la iluminación propia de las fiestas se inauguró por todo lo alto con una gran macrofiesta el día 6 en Oxford yRegent Street (aviso para los navegantes y para los que critican que en Málaga se encienden muy pronto...), y que en su día sirvió de modelo para lo que hoy es la iluminación del centro de la capital malagueña. Ya estamos en Navidad. Casi. Disfruten de la vida y servidor también.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos