Una multa a cuatro jóvenes por tomar refrescos en la calle indigna a miles de personas en las redes

Las dos parejas que bebebían refrescos en la calle, con las multas en la mano./
Las dos parejas que bebebían refrescos en la calle, con las multas en la mano.

Los afectados denunciaron en Facebook que, tras cenar en una plaza, tiraron todos los desperdicios a la papelera y continuaron bebiendo hasta que llegó una patrulla de la Policía Local

SUR

Ni hacían ruido ni consumían alcohol. Nada de eso: tomaban coca-cola y Acuarius en una plaza del pueblo. Cuatro jóvenes de Lucena (Córdoba) compartieron el pasado 27 de junio una queja en Facebook tras haber sido multados por tomar refrescos en la calle. El post en el que explican lo sucedido, colgado en el perfil de Laura, una de las afectadas, se ha compartido más de 53.000 veces, convirtiéndose en viral. Según cuentan están a la espera de saber si les multan con hasta 300 euros por "concentración y permanencia en la vía pública para el consumo de bebidas". En la publicación explican que las dos parejas se sentaron en la vía pública "con unos pan pizzas y unos refrescos" y al terminar de comer tiraron "los desperdicios a la basura, y seguimos un rato más". En ese momento llegó una patrulla de la Policía Local. Ellos insisten en que no consumían alcohol y que tampoco hacían ruido que pudiera molestar a los vecinos.

El post decía lo siguiente: "Para fliparlo. Anoche a las 1 de la madrugada más o menos, dos parejas nos sentamos en una plaza de Lucena con unos pan pizzas y unos refrescos. Al terminar de comer tiramos los desperdicios a la basura, y seguimos un rato más fumándonos un cigarro y bebiéndonos los refrescos. Nuestra sorpresa llega cuando una patrulla de la policía local se para delante nuestra y viene hasta nosotros, cuestión por la que no nos inmutamos ya que no pensábamos estar haciendo nada ilegal pero...ERROR!! Multa. Para ser más específica multa por concentración y permanencia en la vía pública para el consumo de bebidas. Aunque sea refresco, aunque sólo éramos cuatro personas sin hacer ruido y sin dejar nada sucio. Por lo visto las plazas y parques de mi pueblo sólo están para mirarlas, no te pares a sentarte en reunión, ni aunque sólo seáis cuatro personas y mucho menos bebiendo algún tipo de refresco que se ve que es una amenaza para la seguridad del pueblo".

La legislación estipula que la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas del término municipal que el Ayuntamiento haya establecido como permitidas constituirá una infracción leve.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos