El día que Leticia Dolera me entrevistó

«Molaría que nuestros titulares no fueran siempre en torno al tema del género, sino también al tema del cine», dice Dolera

La directora, guionista y actriz Leticia Dolera, durante la entrevista. /Félix Palacios
La directora, guionista y actriz Leticia Dolera, durante la entrevista. / Félix Palacios
ISABEL BELLIDO

Le han hecho ya tantas preguntas a Leticia Dolera que interrogarle otra vez por su compromiso feminista, su libro, su inminente serie o la polémica con Aina Clotet me parece manido. A priori desecho la idea, pero mis compañeros la reformulan: ¿Y si le concedemos la ocasión de darle un giro a la situación, y si le ofrecemos la posibilidad de que sea ella la que pregunte sobre las cuestiones que echa de menos en las entrevistas, los asuntos que le resultan repetitivos, las estrategias que percibe en busca de un titular artificioso, etcétera? Eso ya se ponía mejor.

Teníamos luz verde por parte la jefa de prensa de '¿Qué te juegas?', película dirigida por Inés de León que protagonizan Leticia Dolera, Javier Rey y Amaia Salamanca; película que, además, veo antes de citarme con ella, que gusta a los críticos más duros y prejuiciosos, que me engancha, me hace reír en varias ocasiones y me entretiene -pero no «entretener» entendido como hoy en día entretiene todo lo que sirva para quedarse dormido después de diez o doce horas de trabajo–, y lo primero que pienso cuando termino de hablar con ella es por qué me resultó tan atractivo el enfoque de esta entrevista y no la posibilidad de hablar sobre la película. Aquí empieza una autocrítica periodística y la oportunidad de Leticia Dolera de resarcirse con los medios, pero también la nuestra para reflexionar sobre lo que dice.

Aprovechamos su paso por el Festival de Málaga para que nos cuente qué opina sobre cómo los periodistas abordan el trabajo de las mujeres

A ella parece agradarle la idea. Aunque lamenta no haberse preparado nada, arranca: «a mí hay una cosa que me parece curiosa y es que siempre se pone 'fútbol femenino', pero no se 'fútbol masculino'. En el día a día, y en los medios también, se trata todo lo que tiene que ver con las mujeres como un género aparte, como si fuésemos un género aparte. Quien dice fútbol, dice cine: A mí me encantaría que las preguntas sobre género, sobre la falta de mujeres directoras o mujeres guionistas, también se las hicierais a mis compañeros porque solo nos lo preguntáis a nosotras. A mí todo el rato me preguntan qué me parece que haya menos directoras o menos guionistas o menos personajes femeninos». Se dio cuenta –dice– cuando estuvo nominada al Goya por 'Requisitos para ser una persona normal'. «Muchas de las preguntas tenían que ver con el feminismo, con la falta de directoras, y a mis compañeros les preguntaban mucho más por su trabajo», asegura, aunque matiza que no ocurre con todos los medios por igual y que tampoco nota diferencia cuando es un hombre o una mujer la que le entrevista.

«Me sabe mal cuando se va como a intentar hacer quedar mal a compañeras»

Que ubicar la palabra 'feminismo' en el titular da clicks ya llevamos unos años comprobándolo. Eso, entre otras cosas, demuestra interés por parte de los lectores, ¿pero estamos manoseando el término? Opina Dolera que existe esa «tendencia», la de «poner 'feminismo' en el titular, ya sea para bien o para mal, ya sea porque la persona la critique o se muestre a favor», pero no le parece tan grave como, por ejemplo, lo que ocurre «en el mundo del deporte»: titulares como «Fulanita nada muy bien, nada como un hombre», expresiones machistas naturalizadas y hasta un «ránking de culos». ¿Y qué hay de buscarlo a toda costa, de preguntar directamente a mujeres que titubean sobre su significado? «Me sabe mal cuando se va como a intentar hacer quedar mal a las compañeras», apunta, y añade: «molaría que nuestros titulares no fueran siempre en torno al tema del género, sino que también puedan ir en torno al tema del cine».

La directora, guionista y actriz ha podido vivir directamente la –excesiva– atención mediática en un par de ocasiones: cuando hizo pública su historia de abuso sexual y cuando Aina Clotet la acusó de haberla excluido de la serie 'Déjate llevar' por estar embarazada. Respecto a lo primero, señala que «algunos medios se centraban» en preguntar por la identidad del supuesto acosador, «una vez más poniendo el foco donde no debería ser: no importa –afirma– en este caso quién, ni importa que sea yo. Yo podría ser cualquiera, solo que me ponéis el micrófono delante». Sobre lo segundo, dice que le sorprendió leer «muchos titulares que eran mentira», que hubiera «tantas personas con columnas de opinión» dedicándose a criticarle y también que «de repente todo el mundo supiera de cine». «Los periodistas que hablaban de eso no saben cómo se rueda», asegura. «Solo porque en 'Wonder Woman' habían grabado tres días con una actriz embarazada...», dice, refiriéndose a uno de los ejemplos de actrices que han rodado estando encinta que algunos pusieron. «Todos esos ejemplos buscaban señalarme y si los analizas con conocimiento del medio audiovisual puedes ver que no tienen nada que ver con el caso en concreto», sostiene.

Yo –mujer– hablo con ella desde una sección feminista, concebida para la semana larga que dura el Festival de Málaga y me dice que «es bueno» que exista porque, al fin y al cabo, «el feminismo es una teoría política» y su presencia está justificada en los medios, aunque sí que cree que «la mirada feminista debería atravesar todos los reportajes». «Porque si no, si seguimos fomentando cierto tipo de mirada pero teniendo secciones feministas nos quedamos igual, lo que se trata es de transformar», continúa. Y termino esto pensando que igual sin este auge feminista esta sección no existiría y yo quizás tendría menos trabajo.