Más metros de glamour para la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga

Más metros de glamour para la alfombra roja del Festival de Cine de Málaga

El certamen reordena la entrada al Cervantes mientras comienza el montaje de estructuras en el exterior del teatro y del Albéniz, y en la plaza de la Merced

FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Es una de sus señas de identidad: la alfombra roja. Esa en la que se vieron los primeros selfies hace años cuando ni siquiera se conocía todavía que aquellas autofotos con el actor de turno ya tenían un pegadizo nombre anglosajón. Auténtico punto de encuentro de espectadores y mitómanos, el Festival de Málaga Cine Español cuida cada año la puesta en escena frente al teatro Cervantes, ya que por allí pasan todos los grandes invitados y estrenos de cada edición. Un desfile de glamour que esta edición gana metros ya que la moqueta roja se estira y aumenta recorrido con una reordenación de los aledaños al auditorio malagueño.

El principal cambio del nuevo acceso es que las estrellas ya no comenzarán el paseíllo de forma lateral a mediación de la plaza de Jerónimo Cuervo, sino que los coches oficiales dejarán a los invitados al fondo, en la calle Madre de Dios, desde donde recorrerán la mediática alfombra roja. La medida no afecta a la prensa ni a los fotógrafos que seguirán ocupando los mismos espacios. De hecho, los actores y directores seguirán parándose a mediación de la alfombra donde estará el set de posado para los reporteros gráficos y después recorrerán el último tramo del recorrido deteniéndose ante las cámaras de televisión para los canutazos como se denomina en prensa las entrevistas breves en un acto de este tipo.

además

Además del mayor recorrido de los actores, uno de los cambios más visibles será un escenario más despejado ya que el privilegiado palco de Cruzcampo se traslada al lateral de la plaza dejando espacio libre para el nuevo acceso desde calle Madre de Dios. De esta forma, la fachada del teatro Cervantes también será más visible cuando se llega desde calle Cárcer.

Esta reordenación se asemeja a la alargada alfombra roja que se colocaba en los primeros años del Festival de Málaga Cine Español, cuando la plaza no estaba aún remodelada ni se instalaba el balcón de la empresa cervercera. Una época en la que tampoco había tanto público alrededor de los invitados. Según ha explicado a SUR el director del certamen, Juan Antonio Vigar, se ha intentado equilibrar el espectáculo mediático del desfile de las estrellas con la presencia del público que seguirá ocupando la isleta que se crea entre la fachada del teatro Cervantes y la zona de posado de invitados para los fotógrafos. Además, en el nuevo espacio que se crea en el tramo de la alfombra añadida este año, se colocará público que será que el vea en directo el desembarco de las estrellas en el paseíllo.

La fórmula del éxito de la alfombra roja del Festival de Málaga ha sido imitada por otros certámenes españoles más veteranos, como es el caso de San Sebastián o Valladolid, que han buscado esa cercanía del público habitualmente jóvenes con las estrellas. Para esta 19 edición se espera un gran despliegue con la presencia de los elencos de las películas seleccionadas y que arrancará el viernes con el rompetaquillas Mario Casas, que protagoniza el filme inaugural Toro, junto a Luis Tosar, José Sacristán e Ingrid García Jonsson, que presenta otras dos películas en Málaga.

Tras ellos llegarán en las próximas jornadas Paz Vega, Maribel, Verdú, Belén Rueda, Eduard Fernández, Rubén Cortada, Pilar López de Ayala, Carolina Bang, Emilio Gutiérrez Caba, María Valverde, Emma Suárez, Victoria Abril, Carmen Maura, Álex de la Iglesia o Eduardo Noriega, entre otros. De la lista se han caído el malagueño Dani Rovira, protagonista de la película a concurso El futuro ya no es lo que era, que participa en un reto solidario-deportivo en Marruecos, mientras que a última hora también se ha confirmado la ausencia del actor principal de Koblic, Ricardo Darín, que está rodando en Argentina.

El montaje de la estructura de la nueva alfombra arrancó ayer frente al Cervantes, mientras que en la plaza de la Merced y el Albéniz también han comenzado la instalación de equipamiento y decorados. Quedan solo tres días para el atracón de cine.