Un Capote de Paseo de inspiración neoárabe y toques cofrades

Detalle del capote./Francis Silva
Detalle del capote. / Francis Silva

A pesar de su ausencia en los carteles por lesión, Fortes recibirá el trofeo como autor de la mejor faena de 2018 el día 19 de agosto tras el paseíllo de la Corrida Picassiana

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El estilo neoárabe inspirado en la decoración de las enjutas y alfices del Mercado de Atarazanas de la capital y el color burdeos del terciopelo como guiño a la clámide del Cristo Coronado de Espinas de la Cofradía de Estudiantes se funden en el Capote de Paseo diseñado y confeccionado por el bordador malagueño Salvador Oliver para Saúl Jiménez Fortes como autor de la mejor faena de la feria taurina de Málaga en 2018.

La pieza ha sido presentada esta mañana en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento por el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, la delegada de Fiestas, Teresa Porras, el presidente del jurado de este galardón que concede el Consistorio desde 1961, el doctor Juan Pedro de Luna, el propio Oliver y el historiador del Arte, Francisco Luis Jiménez Valverde, durante un acto donde se ha anunciado que Fortes lo recibirá el próximo 19 de agosto.

Tradicionalmente el capote se ha entregado al torero en su primera actuación en La Malagueta. Este año se da la circunstancia de que Fortes no está acartelado en la feria al estar recuperándose de una lesión en su pierna que le viene manteniendo retirado de los ruedos durante toda la temporada. En esos casos normalmente se entregaba el premio en un acto en el Ayuntamiento pero en esta ocasión y como un gesto para dar apoyo moral al joven torero malagueño se ha acordado su entrega al término del paseíllo de la Corrida Picassiana en la que actuarán El Juli, José María Manzanares y Pablo Aguado ante reses de Garcigrande. Para ello se ha recibido el visto bueno del propio torero, del presidente del festejo, Antonio Roche, y de la empresa de La Malagueta, quien a su vez, se lo transmitirá a los diestros que ese día torean.

Francis Silva

Es la segunda ocasión en que Fortes gana el Capote de Paseo del Ayuntamiento de Málaga. Ya lo hizo en 2016, donde entonces eligió un color catafalco y aspectos decorativos inspirados en el palio de la Virgen de Gracia y Esperanza (Estudiantes) y que él suele portar sobre sus hombros, en esta ocasión se ha decantado por un color burdeos en homenaje al titular cristífero de la Hermandad del Lunes Santo. Los elementos decorativos neoárabes, según ha explicado Jiménez Valverde, se han basado en la decoración del Mercado de Atarazanas, obra de Joaquín de Rucoba, el arquitecto autor también de La Malagueta en 1876 y que este año se reinaugurará tras la restauración llevada a cabo por la Diputación de Málaga.

El Capote de Paseo, con un formato clásico y que por quinta ocasión consecutiva ejecuta Salvador Oliver, se divide en tres zonas: la franja superior crea una ancha cenefa de elementos donde las hojas y las figuras geométricas van conformando espacios que cobijan aperturas de mallado mixtilíneo; la esclavina se configura en torno a los mismos elementos aunque con mayor profusión de aperturas y golpes de mallado; y el eje vertical la imagen en sedas y oro de la Virgen de la Victoria, patrona de Málaga, destaca sobre el fondo burdeos conjugada con ondulantes formas y aparece la leyenda alusiva a la feria de 2018 y al Ayuntamiento de Málaga.

Cayetano (2008); José Tomás (2009 y 2014); José María Manzanares hijo (2010 y 2011); Alejandro Talavante (2012); Enrique Ponce (2013 y 2017); Morante de la Puebla (2015); y Fortes (2016 y 2018) han sido los ganadores de este prestigioso galardón en los últimos años.