Clase de historia para finalizar la feria de Málaga 2019

Numeroso público se congregó en la calle Alcazabilla. /Ñito Salas
Numeroso público se congregó en la calle Alcazabilla. / Ñito Salas

Más de 200 figurantes recrean la toma de la ciudad con el pintor Antonio Montiel como el rey Fernando

SANDRA MIRAS

La Feria de Málaga puso fin este domingo a sus diez días de festejos y lo hizo con una particular clase de historia a través de la Cabalgata Histórica. Una recreación de la entrada de los Reyes Católicos a la ciudad el 19 de agosto de 1487 y que en su octava edición ha logrado asentarse como una cita ineludible de la agenda de festejos agosteños.

Caracterizados según los cánones de la época, realizaron la representación de la entrega de las llaves de la ciudad al rey Fernando, en este caso interpretado por el pintor antequerano Antonio Montiel. Tras esto, la comitiva partió desde la plaza de la Aduana para iniciar su recorrido por las distintas calles del Centro de la ciudad, que las llevaría de regreso al salón de tronos de la Cofradía de Estudiantes.

Al igual que en ediciones anteriores, la Asociación Zegrí fue la encargada de la organización de una cabalgata cuyo interés ha ido creciendo entre el público que acude a verla como en los participantes. «Este añs son 212 figurantes, pero tenemos una lista de espera para poder participar», indicó Miguel Chacón, uno de los organizadores.

Los malagueños y los turistas curiosos sacaron sus móviles para inmortalizar el momento. Con la salida de los reyes Isabel y Fernando, los allí reunidos aplaudieron con entusiasmo celebrando su llegada. La comitiva estuvo acompañada durante todo el recorrido por la banda de música Jesús Nazareno de Almogía. La gente esperó en las inmediaciones de la plaza y alrededores para poder disfrutar de la representación y del posterior desfile que «cada año tiene más asistencia de público», comentó una de las integrantes de la asociación.