Espinosa de los Monteros: «El voto a Vox es un voto 'multizascas'»

Espinosa de los Monteros: «El voto a Vox es un voto 'multizascas'»
Ñito Salas

El partido ultraconservador protagoniza el mitin más multitudinario de la campaña en Málaga con unos 2.500 asistentes

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Vox encara la recta final de la campaña subido en la cresta de la ola y con el viento a favor. En estos últimos días, el partido de Santiago Abascal ha celebrado actos multitudinarios en diversos puntos de la geografía nacional (Las Rozas en Madrid, Sevilla o Valencia). Ayer le tocó el turno a Málaga, donde la formación ultraconservadora protagonizó el mitin más multitudinario de los celebrados en la provincia durante la campaña por los diferentes partidos. Unas 2.500 personas, según los cálculos de este periódico –los convocantes aumentaron la cifra hasta 3.000–, asistieron al pabellón de Ciudad Jardín de la capital para escuchar a los números uno y dos al Congreso por Málaga, Patricia Rueda y Rubén Manso, respectivamente, y a los dirigentes nacionales Javier Ortega Smith, secretario general del partido; José Antonio Ortega Lara, presidente honorífico de Vox; e Iván Espinosa de los Monteros, número tres de la lista por Madrid.

Ante la ausencia de Abascal –en ese mismo momento protagonizaba un acto en Valencia–, fue un mitin coral donde Espinosa de los Monteros apeló a la movilización de los ciudadanos y aseguró que el voto a Vox es «un voto 'multizascas'». «Cuando depositas la papeleta de Vox en la urnas es un 'zasca' a los progres, a Pedro y Pablo, a Rufián, a Torra, a Otegui, a Puigdemont», afirmó.

El también secretario de Relaciones Internacionales del partido sostuvo que Vox es el partido de la «gente normal» que está en contra del aborto y la eutanasia, que quiere una educación, una sanidad y una justicia de calidad e igual en toda España, que quiere tener fronteras seguras, que honra a las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que rinde tributo a sus símbolos. Iván Espinosa de los Monteros comparó la ilusión despertada por Vox con la originada por el PSOE en 1982 y pronosticó que lo mismo que la victoria socialista en aquel año supuso la desaparición de la UCD en este 2019 un triunfo de Vox puede llevar a la desaparición del PP.

«Esperanza del cambio»

Bajo una gran ovación y con gritos de 'puta ETA', fue recibido José Antonio Ortega Lara. En su alocución, el funcionario de prisiones que estuvo más de 500 días secuestrado por la banda terrorista aseveró que «la esperanza del cambio» está depositada en Vox, un partido que, según añadió, es necesario para «garantizar la unidad de la nación, para defender las fronteras, para defender la propiedad privada frente al intrusismo del Estado, promover la inversión privada y la inserción laboral para jóvenes».

Ortega Lara se dirigió a estos últimos para decirles que comprende sus dificultades y aunque dijo que Vox «no tiene una varita mágica para dar la felicidad», añadió que su partido trabajará por un marco jurídico que dé nuevas oportunidades. Además, instó a la juventud a no vincular su futuro a un subsidio o subvenciones porque solo serán «rehenes del político de turno» sino a labrarse un porvenir a través del trabajo y la perseverancia.

El presidente de honor de Vox destacó que su partido ha logrado oponerse «a la dictadura de la corrección política» y poner en la agenda de debate temas «tabú» que, a su juicio, la izquierda había elevado a categoría de «obligado cumplimiento sin posibilidad de discrepar», como la ley de memoria histórica.

Javier Ortega Smith subrayó que este 28 de abril el «mundo entero» va a estar pendiente de Vox y anunció que ya hay movimientos en países latinoamericanos como Perú, Argentina o Chile que se están inspirando en la formación de Santiago Abascal. Ortega Smith vaticinó que el domingo van a dar una sorpresa porque va a ganar «la España que trabaja y van a perder sus enemigos».

El acto fue abierto por el presidente de Vox en Málaga, José Enrique Lara Peláez, quien presentó a los candidatos por la provincia al Congreso y el Senado. Le siguió en el turno de palabra Rubén Manso, gurú económico del partido, quien afirmó que son «'sentidocomunistas', el partido del sentido común, que ha venido no a recortar las pensiones, la sanidad y la educación, sino a asegurarlas». Patricia Rueda, por su parte, sostuvo que «las mentiras» que se dicen sobre Vox no desestabilizan a un partido que «es un sentimiento, una manera de ver y vivir la vida». Ante las apelaciones del PP al voto útil, Rueda respondió que el voto útil es «votar lo que uno cree sin complejos y sin miedos».