Casado compara sus «malos» resultados con la derrota de Rajoy en 2008

El líder del PP, Pablo Casado, durante un acto este lunes. / EFE

Pide a Cs que aclare de forma «pública y transparente» su política de pactos en CCAA y ayuntamientos ante el 26 de mayo

EUROPA PRESSMadrid

El líder del PP, Pablo Casado, ha comparado sus «muy malos» resultados en las elecciones del 28 de abril con lo que ocurrió en las generales de marzo de 2008, cuando el socialista José Luis Rodríguez Zapatero también logró imponerse a Mariano Rajoy, si bien se ha mostrado convencido de que «al final, el tiempo, acabara colocando a cada uno en su lugar». Además, ha recalcado que «no cabe el luto y la resignación» y ha añadido que, una vez que se han «sacudido el polvo», están «listos para afrontar» las autonómicas, municipales y europeas de mayo.

Así se ha pronunciado en un desayuno informativo organizado por Fórum Europa para presentar la conferencia de la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, al que han asistido el candidato al Ayuntamiento de Madrid en las municipales, José Luis Martínez Almeida, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el candidato de Cs a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

Casado ha recalcado que esta semana arranca una campaña electoral «fundamental» y «triple» (autonómicas, municipales y europeas) en las que el PP «sale a ganar», a «servir a los españoles» y a plantear «un proyecto basado en la eficacia» y con los «mejores equipos de gestión». En el caso concreto de Madrid, ha subrayado que el Partido Popular es la formación que «mejor» ha respondido a «las necesidades de los madrileños» y ha agregado que Ayuso es una persona «joven» pero «experimentada».

Un resultado «decepcionante»

Tras reiterar que en generales del 28 de abril el PP obtuvo «resultados muy malos», ha indicado que los españoles han podido ver que cuando los partidos que «quieren a España» van «desunidos» a las urnas, «acaban ganando aquellos que no van a seguir peleando por la unión de España». «En estas elecciones creo que podemos apelar otra vez a que vayamos juntos a aglutinar nuestra confianza en el proyecto que mejor puede representar la prosperidad y el futuro de nuestro país», ha aseverado.

Dicho esto, ha subrayado que esta última campaña de generales le recuerda a la de 2008 de Mariano Rajoy y ha añadido que el resultado «por desgracia» también ha sido «decepcionante» como entonces. «Pero el tiempo, al final, acaba colocando a cada uno en su lugar», ha proclamado el presidente 'popular'.

En este sentido, ha asegurado que el PP en 2008 también dijo «la verdad», fueron «los visionarios» sobre la crisis y no «aplaudieron esa genial» estrategia del Partido Socialista de «aliarse con los nacionalistas» para sacar más votos en el País Vasco y Cataluña. «Al igual que entonces, puedo decir que el tiempo nos dará la razón», ha abundado.

Casado ha afirmado que «no cabe el luto y la resignación» sino «todo lo contrario», al tiempo que ha confiado en que lo que ha pasado el 28 de abril «no tenga un correlato» en las municipales, autonómicas y europeas. Es más, se ha mostrado «convencido» de que eso no ocurrirá el 26 de mayo.

«En apenas una semana nos hemos sacudido el polvo y estamos ya listos para volver a afrontar una decisiva cita electoral, con un ansia de victoria y, sobre todo, con la satisfacción de saber que siempre que hemos obtenido un buen resultado en las elecciones, eso ha sido positivo para los españoles», ha indicado.

Se remite a su discurso de la convención nacional

Ante los que hablan de cambio de estrategia tras el batacazo electoral del PP, el líder de los 'populares' se ha remitido a su discurso en la Convención Nacional que el partido celebró en enero hablando de un proyecto de «centro reformista y liberal» centrado en «ensanchar» su base y abrir «puertas y ventanas». «Si encuentran algo distinto a lo que hemos planteado en la campaña electoral, ciertamente podremos hablar de cambios de estrategia, de volantazos o de un partido que improvisa», ha dicho, para subrayar que tenían «clara» la hoja de ruta para España.

Tras insistir en que el PP logró unos resultados «muy malos» el 28 de abril, el presidente del Partido Popular ha recordado las consecuencias de la fragmentación política y ha apelado «otra vez» a ir «juntos» para «aglutinar» la confianza en el proyecto que «mejor puede representar la prosperidad y el futuro» de España.

Casado ha destacado que es «fundamental» que el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid siga siendo un «contrapeso» al socialismo porque si el 26 de mayo y ha alertado del peligro de que el PSOE reciba «patente de corso» de su proyecto para España en esos comicios, para que no ocurra como en la legislatura de 2008 que presidió José Luis Rodríguez Zapatero.

Política de pactos

«Eso es lo que tiene que ser Madrid, una garantía para todos los madrileños pero también un contrapeso a un Gobierno socialista que aún no ha decidido cuáles serán sus alianzas electorales», ha manifestado, para añadir que el PP quiere que los ciudadanos sepan de antemano «las alianzas a las que van a llegar otros» partidos.

En este punto, Casado ha emplazado al partido de Albert Rivera a que aclare su política de alianzas electorales. Según ha añadido, se trata de que sea «público y transparente» en todas las comunidades autónomas y ayuntamientos porque es «muy positivo» saber a qué pactos pueden llegar tras esos comicios de mayo.

Por eso, ha afeado una vez más a Cs y Vox las «celebraciones» por sus resultados en las generales cuando Pedro Sánchez va a seguir en Moncloa. «Creo que no fue una buena jornada para España», ha asegurado, para añadir que España «no va por el buen camino» y «esa hoja de ruta ha sido revidada en las urnas».

En parecidos términos se ha expresado Ayuso en relación con la política de pactos. Es más, ha preguntado a Aguado -presente en su conferencia-- si también va a apoyar al PP si ella saca «un solo escaño más» en las elecciones del 26 de mayo. «Le invito a que diga si es así para gobernar en otros ayuntamientos y otros lugares de España», ha afirmado, para añadir que el PP está dispuesto a respaldar a Cs si logra más escaños y votos el 26 de mayo.

«Preocupación» por Venezuela

Finalmente, Casado ha saludado la presencia en el acto de la familia de Leopoldo López y Lilian Tintori y ha subrayado que Madrid también es «símbolo de apertura» y «capital de iberoamérica», que ahora está «preocupada» por la situación en Venezuela.

«Creo que en esta tierra a la que nadie se le pregunta de donde viene sino a donde quiere ir para construir un futuro mejor, tiene que estar muy pendiente de lo que pasa en esa parte del mundo tan querida y con esos españoles del otro hemisferio. Para ellos también tenemos una buena hoja de ruta de la que solo hablamos nosotros», ha concluido.