Más de 160 millones de impuestos de las empresas para fines sociales

Oficina de la Agencia Tributaria./Efe
Oficina de la Agencia Tributaria. / Efe

Podrán destinar por primera vez el 0,7% de la cuota íntegra de Sociedades a una casilla similar a la del IRPF

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Por primera vez, las empresas españolas podrán dedicar el 0,7% de su cuota íntegra del Impuesto de Sociedades a fines sociales, unos fondos que podrían superar los 160 millones de euros al año y que el Estado utilizará para subvencionar causas sociales.

Esta casilla solidaria está habilitada desde el pasado 4 de julio, momento en el que las empresas cuyo ejercicio fiscal coincide con el natural liquidan el impuesto de 2018 de forma definitiva durante la campaña que termina el 25 de julio. Al marcar la casilla, como ocurre ya en el Impuesto de la Renta sobre las Personas Físicas (IRPF), se destina una parte de los impuestos a subvencionar actividades de interés social.

La ventaja para las empresas españolas es que este gesto no supone ningún coste para ellas. La casilla se puede marcar en el apartado 'Otros caracteres' del modelo 200 y el modelo 220. «Es una medida totalmente voluntaria para las empresas, pero no les supondrá ningún coste económico», explicó Luciano Poyato, presidente de la Plataforma del Tercer Sector durante la presentación de la campaña 'Empresa Solidaria, Empresa Extraordinaria'.

Se trata de una medida que fomenta más la relación entre empresas y ONG, ya que «la relación no se fundamenta en una donación tradicional, sino en un marco de cooperación social, estable y sostenible», aseguran los organizadores. De esta forma, las alianzas entre estos dos mundos serán «más efectivas» y alcanzarán un «mayor impacto social», por lo que «todas las partes implicadas ganan».

La CEOE, a favor

El presidente de la patronal de empresarios (CEOE), Antonio Garamendi, apoyó la iniciativa y aseguró que desde su institución van a instar a las compañías españolas a que pongan la X en la casilla social: «Es una necesidad y una obligación para nosotros», dijo. En su opinión, «es importante que las empresas sepan lo que hacen las organizaciones sin ánimo de lucro, tenemos que hablar más entre nosotros y ser más proactivos con los proyectos de desarrollo sostenible», sostuvo Garamendi.

La cifra aproximada de 160 millones se calcula con los datos ofrecidos por la Agencia Tributaria sobre el Impuesto de Sociedades de 2016, los últimos disponibles. En ese momento la cuota íntegra acumulada de esta tasa ascendió a 23.475 millones de euros. Por tanto, si ese año todos los contribuyentes hubieran destinado el 0,7% de su cuota a fines sociales marcando esa casilla -en su momento fue imposible porque aún no existía-, el total acumulado habría sido de 164 millones de euros. Pero esa cifra este año será previsiblemente bastante más alta porque con los datos provisionales de la AEAT el Impuesto de Sociedades de 2018 se situó en 24.400 millones, un 28% más que en 2016 (19.051 millones).

Más información