Horizonte Bbva

BBVA renueva su identidad para ofrecer un valor global a la sociedad

BBVA ha involucrado en este proceso a clientes y empleados. /BBVA
BBVA ha involucrado en este proceso a clientes y empleados. / BBVA
La nueva identidad ha sido diseñada especialmente para el creciente entorno digital en el que opera la marca y es un ejemplo de los valores del Grupo

BBVA es una marca sin fronteras, inquieta, que empuja los límites y se enfoca en el cliente y en el futuro.

Por ello, y para dar respuesta a estas nuevas realidades, BBVA ha presentado su nueva identidad corporativa y el logo que la acompaña. Una iniciativa que busca ser una propuesta de valor única y una experiencia de usuario homogénea para, apoyadas en la tecnología y los datos, colaborar con los clientes en la gestión de sus finanzas y seguir ofreciendo el mejor servicio.

La nueva identidad ha sido diseñada especialmente para el creciente entorno digital en el que opera BBVA y es un ejemplo de los valores del Grupo, en particular el de 'Somos un solo equipo', que enfatiza la importancia de los empleados y su compromiso con el proyecto que es BBVA. Al mismo tiempo, refleja el propósito del banco: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

El logo conserva elementos ya conocidos para BBVA -específicamente el color y el uso de mayúsculas-, pero introduce una nueva tipografía y un diseño que le otorgan más versatilidad y funcionalidad en plataformas y canales digitales.

CÓMO AFECTA EL CAMBIO A LOS CLIENTES

1. ¿Tengo que hacer algo?

Este cambio será completamente imperceptible desde un punto de vista operativo. La nueva identidad está orientada a facilitar la manera en la que las personas se relacionan con el banco. La relación con el Grupo será la misma que hasta ahora no hace falta firmar ninguna documentación.

2. ¿Hay que cambiar las tarjetas?

Los clientes pueden seguir usando sus tarjetas de crédito o débito actuales, sin necesidad de sustituirlas. A medida que los productos vayan caducando, irán recibiendo los nuevos actualizados.

3. ¿Nuevos servicios, más rapidez?

El cambio refuerza el objetivo de BBVA de ofrecer una propuesta de valor única y una experiencia de usuario homogénea en cualquier lugar. Por eso, las soluciones serán cada vez más globales. Por ejemplo, la versión española de la aplicación móvil, reconocida por tercer año consecutivo como la mejor de Europa, 'viajará' a diferentes países y permitirá aprovechar las funcionalidades en los diferentes mercados.

El cambio también pone el foco en el compromiso de BBVA de ofrecer a la sociedad productos y servicios globales -propios de una compañía digital global- a través de un único proceso de desarrollo de soluciones que fomenta la colaboración global, priorización de recursos, mejor 'time to market' y adaptaciones en cada mercado.

Como apuntó Carlos Torres Vila, presidente de BBVA: «Hoy estamos inmersos en una verdadera revolución, una revolución digital, una revolución de los datos. En el mundo digital, lo que importa es la experiencia del cliente y en eso nos hemos concentrado. Queremos desarrollar una mejor propuesta de valor, que ayude a las personas y a las empresas en sus necesidades reales, en su vida personal y en sus negocios, para que tomen las mejores decisiones financieras».

Acorde a la idea de equipo que promueve, en el proceso de cambio de marca y logo, que se extenderá durante los próximos seis a doce meses, BBVA ha involucrado a sus empleados y clientes, a través de más de 4.800 entrevistas durante la fase de desarrollo.

«Tener una marca única es parte esencial en el proceso de transformación de BBVA»

BBVA ha unificado su marca a nivel global estrenando un nuevo logo ¿por qué ahora?

Desde 1999, con la fusión de Banco Bilbao Vizcaya y Argentaria, el logo ha sido objeto de ligeros cambios y retoques. En esta ocasión, el banco unifica su marca en todos los países como conlleva a una entidad global que trabaja para dar el mejor servicio a sus clientes con la vista puesta en su mejor futuro.

En BBVA apostamos por la máxima innovación como eje de desarrollo de nuestro servicio al cliente, hemos evolucionado a una marca global, respondiendo a nuestra estrategia de transformación y globalidad, siendo a la vez una entidad fuertemente comprometida con los territorios en los que estamos presentes. Sentimos el arraigo y conocedores de la realidad del cliente nos hemos adaptado para darles respuesta a sus necesidades donde cuando y cómo el cliente desea. Este ha sido el objetivo de nuestro cambio de identidad, comunicar mejor esta realidad.

Con una marca tan consolidada como la vuestra, ¿no tenéis miedo a perder la fuerza de vuestra identidad?

Al contrario, la globalidad multiplica la fuerza de la marca porque ofrece importantes ventajas en términos de crecimiento y diversificación. Consideramos que tener una marca única es parte esencial en el proceso de transformación en el que está inmerso BBVA desde hace años.

¿Qué significa el nuevo logo?

La nueva identidad está pensada desde el principio teniendo en cuenta al cliente. En el proceso de diseño se testaron con clientes diferentes logos y finalmente se ha elegido el que, según ellos, conecta mejor con nuestro propósito de poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era.

La A en movimiento ascendente representa la oportunidad, es un símbolo de prosperidad y crecimiento y traslada valores positivos. Además, en la nueva identidad es muy relevante el tratamiento de la luz, que inspira una oportunidad, para alcanzar nuestras metas y sueños.