Unicaja firma la escritura de fusión que culmina la absorción de EspañaDuero

Unicaja firma la escritura de fusión que culmina la absorción de EspañaDuero

Cierra el proceso que salvó a la entidad líder en Castilla y León y que dará liquidez ya a sus accionistas minoritarios

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

A falta sólo de la inscripción en el Registro Mercantil, trámite previsto para el próximo día 21, la fusión por absorción de su hasta ahora filial CajaEspaña por Unicaja Banco cobró ayer plena fuerza jurídica con la firma de la escritura. Este hito formal hacia el séptimo banco por activos cierra una operación iniciada en 2012 en plena reestructuración de las antiguas cajas y que está en el origen de la salida a bolsa del banco malagueño, uno de los compromisos adquiridos con las autoridades de la UE para asumir el futuro de su hasta ahora filial, abocada de otra forma a su intervención definitiva por el Estado. Los recursos captados permitieron a Unicaja Banco, entre otros compromisos, la devolución íntegra y anticipada al FROB de los 604 millones que inyectó en ayudas que EspañaDuero recibió en 2013 y la adquisición del 12,5% del capital social que temporalmente el organismo público que dirigió la reestructuración del sector tenía en la entidad castellana.

El banco que preside Manuel Azuaga, Unicaja Banco, con una plantilla de cerca de 7.000 profesionales y una red de casi 1.200 oficinas, acudió en junio de 2017 a captar capital entre los inversores nacionales e internacionales con una estrategia centrada en potenciar el liderazgo financiero en las dos comunidades –Andalucía y Castilla y León– donde la matriz y su antigua filial son entidades de referencia. Unicaja Banco, con un volumen de recursos administrados cercano a los 57.400 millones de euros y tres millones de clientes, destaca su condición de líder en sus territorios naturales, con una cuota de mercado de en torno a un 13 % en depósitos y de un 10 % en crédito en Andalucía, y más del 20 % y un 15 %, respectivamente, en Castilla y León. «La fusión supone continuar avanzando en la dirección marcada por el Plan Estratégico 2017-2020 de Unicaja Banco, y representa una oportunidad de generación de valor para los clientes, accionistas y empleados de las entidades manteniendo vigentes los atributos de solvencia y solidez financiera, cercanía, servicio al cliente y la vinculación al territorio, que han caracterizado tradicionalmente al Grupo Unicaja Banco», destacó ayer la entidad en un comunicado. En él informa de que se completará la integración de la plataforma tecnológica e informática de EspañaDuero en la de Unicaja Banco, aspecto del que dará «completa información a los clientes de EspañaDuero con antelación».

La culminación del proceso disuelve el consejo de la hasta ahora entidad filial

La hoja de ruta definitiva del proceso de fusión ratificado ayer –que a niveles prácticos se ha completado en los dos últimos años con la integración operativa y digital de las dos entidades– fue acordada por ambos consejos de administración en enero pasado y ratificada tres meses después por las juntas de accionistas, dos años después de que EspañaDuero se convirtiera en filial tras la toma de control por la matriz malagueña. Precisamente la disolución efectiva del consejo de administración de la entidad castellana, donde es uno de los efectos de la plena integración ratificada ayer.

Canje

El próximo día 21, la inscripción de la escritura pública de fusión en el Registro Mercantil, marcará el día 'd' para que unos 13.000 accionistas minoritarios de EspañaDuero –antiguos preferentistas y bonistas– puedan tramitar el canje de sus títulos por los de Unicaja Banco, lo que les permitirá acceder al mercado secundario y obtener liquidez. Ese canje, a razón de una acción de la matriz de un euro de valor nominal por cinco de la filial con un valor de 0,25 euros se realizará con acciones autocartera, lo que ha eliminado la necesidad de ampliación de capital en Unicaja Banco. Según la información remitida ayer por la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el banco es titular directo o indirecto de 785.621.756 acciones de EspañaDuero y esta última tiene en autocartera 198.142.566 acciones, que se mantendrán en ella hasta la ejecución de la fusión y que no se canjearán. De esta forma podrán acudir al canje de la fusión un total de 30.443.914 de acciones de EspañaDuero, cuyo equivalente en acciones de Unicaja supera ligeramente los seis millones de títulos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos