Málaga es la provincia española con mayor crecimiento de autónomos

Presentación de los datos este viernes. /Silvia Penco
Presentación de los datos este viernes. / Silvia Penco

La provincia suma en los últimos doce meses 4.592 trabajadores por cuenta propia, equivalentes a uno de cada diez surgidos en España, y alcanza una nueva cifra récord: 117.486

Nuria Triguero
NURIA TRIGUERO

Málaga es «la provincia más emprendedora de España». Así de rotundamente lo ha dicho el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, que esta mañana ha presentado en la capital malagueña la última encuesta realizada por su organización en Andalucía. Su aseveración está basada en datos objetivos: Málaga es la provincia española con mayor crecimiento de autónomos en los últimos doce meses. Entre junio de 2017 y el mismo mes de 2018 ha sumado 4.592 trabajadores por cuenta propia, lo que equivale a un crecimiento del 4,1%, que triplica la media nacional.

Uno de cada diez nuevos autónomos que ha sumado el país en estos últimos doce meses es malagueño; proporción que se eleva a uno de cada tres en el caso de Andalucía. De esta forma, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos cuenta ya en Málaga con 117.486 afiliados, una nueva cifra récord. Para Amor, este auge del trabajo por cuenta propia tiene que ver, además de con la buena coyuntura económica, con la entrada en vigor de la nueva Ley de Autónomos, que ha mejorado la protección social de este colectivo.

La encuesta realizada por ATA revela que prácticamente tres de cada cuatro autónomos andaluces encuestados consideran que 2018 no está siendo un mal año para sus negocios. Concretamente el 31,3% hacen un balance positivo y el 42,6% manifiesta que la actividad económica se ha mantenido similar a la del año anterior. No obstante, uno de cada cuatro sigue instalado en la crisis.

Otro dato negativo es que los autónomos andaluces bajan sus expectativas de cara a la segunda mitad del año, y que dichas previsiones son ligeramente más pesimistas que las registradas, de media, en el conjunto de España. Así, el 49,4% de los encuestados en la región consideran que la recuperación económica es ya un hecho y que para lo que queda de 2018 se mantendrá la tendencia positiva en la creación de riqueza y empleo, porcentaje que a nivel nacional sube hasta el 57,4%.

Si se les pregunta por las previsiones para su propio negocio, tres de cada cuatro autónomos de la región – el 76,8% - confía en que su negocio no empeorará en lo que queda de 2018. Concretamente el 31,2% espera que su negocio mejore, porcentaje inferior también al registrado de media en España. El 45,6% cree que se mantendrá igual. Para Lorenzo Amor, es llamativo cómo prácticamente uno de cada cinco autónomos andaluces encuestados, el 19,7% considera que su negocio empeorará a lo largo de 2018. Este porcentaje desciende hasta el 13,9% en el barómetro nacional.

ATA ha preguntado a los profesionales por cuenta propia por las principales demandas que tradicionalmente viene reivindicando este colectivo. La relativa a la morosidad es la principal, puesto que está calificado con un 5 (siendo 1 poco importante y 5 muy importante) por ocho de cada diez autónomos encuestados en Andalucía. ATA defiende la necesidad de establecer un régimen sancionador a las empresas y administraciones públicas que no cumplen con los plazos que establece la ley. «Es algo que se está negociando ahora mismo en el Congreso y que esperamos que esté vigente a 1 de enero de 2019», ha afirmado Amor.

Y es que a pesar de la Ley de Morosidad y la Directiva europea de lucha contra la morosidad, el 40,6% de los autónomos encuestados en Andalucía se ha visto a lo largo de 2018 afectado por situaciones de morosidad, ya sea pública o privada. El porcentaje, con todo, ha disminuido desde el 60% que se registraba en 2015. El 27,3% de los autónomos andaluces que afirma padecer morosidad tarda más de seis meses en hacer efectivo el cobro de sus facturas. El 43,8% de los autónomos que manifiesta tener morosidad cobra sus facturas en un periodo de entre 60 y 90 días y el 20,6% lo hace entre 91 y 180 días.

Junto con la morosidad, las otras demandas que han valorado los autónomos andaluces como muy importantes son las medidas relativas a jubilación activa (que se permita compatibilizar el trabajo con el 100% de la pensión a todo el colectivo, independientemente de si generan empleo o no), pues el 68,7% dan a esa medida un 5 de puntuación. Que las cotizaciones a la seguridad social de los autónomos societarios sean consideradas un gasto de la empresa, para permitir así aumentar su base de cotización en función a su retribución es considerada muy importante también para el 68,7% de los autónomos encuestados en Andalucía. La necesidad de definir el concepto de «habitualidad» y facilitar la cotización a todos aquellos autónomos cuyos ingresos no llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) estableciendo una cotización similar a la tarifa plana a aquellos autónomos cuyos rendimientos netos están por debajo del SMI es valorada con la máxima puntuación por el 63,5% del colectivo y considerada como importante o muy importante por el 83,3% de los autónomos andaluces.

Creación de empleo

De los autónomos encuestados en Andalucía por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, el 55,2% tiene trabajadores a su cargo. Entre estos autónomos, el 53,2% asegura que mantendrá la plantilla en los próximos meses. Frente a esto, prácticamente uno de cada tres (32,3%) autónomos andaluces prevé prescindir de algún empleado antes de que acabe 2018. Aquí se comprueba cómo el porcentaje de autónomos que tiene previsión de mantener la plantilla es menor que el registrado a nivel nacional (59,2%), como consecuencia en muchos casos del empleo estacional que tiene Andalucía. Por su parte, el número de autónomos andaluces que considera que en lo que queda de año tendrá que despedir sube del 25,3% registrado de media en España al 32,3% obtenido en Andalucía.

En cuanto a las contrataciones realizadas durante los seis primeros meses del año por los autónomos andaluces, el 28,1%, afirma haber realizado alguna contratación a lo largo de 2018 y el 30,7%, tres de cada diez, se muestra optimista y considera que va a necesitar contratar a nuevos trabajadores a lo largo del segundo semestre del año. El 65,1% de los autónomos andaluces preguntados por ATA no cree en principio que vaya a necesitar contratar.

Menos demanda de crédito

Los resultados del barómetro realizado por ATA ponen de manifiesto cómo sólo tres de cada diez autónomos encuestados en Andalucía – el 29,2% - se dirigió en el primer semestre del año a una entidad financiera para pedir un crédito. Para Lorenzo Amor, este dato ilustra un importante cambio de mentalidad entre este colectivo: «Los autónomos han aprendido una importante lección de la crisis, al igual que las familias, y ahora no les gusta endeudarse. Si piden un préstamo es para financiar una inversión o por una necesidad fuerte de circulante, y lo hacen pensando en devolver el dinero cuanto antes», ha explicado Lorenzo Amor.

Eso sí, la concesión de crédito ha mejorado. Al 78,8% de los autónomos andaluces que pidieron financiación en el primer semestre ésta les fue concedida, de los que a un 18,1% manifiestan que le dieron un importe inferior a la cantidad solicitada. Sólo al 18,5% se les ha denegado la financiación y un 2,7% señalan que aún no han recibido respuesta y su solicitud está en proceso de estudio.

Noticia relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos