Los autónomos malagueños, 'privilegiados': tardan en cobrar 73 días

Los autónomos malagueños, 'privilegiados': tardan en cobrar 73 días

Una encuesta de la Asociación de Trabajadores Autónomos señala que el plazo de pago tanto de administraciones públicas como de empresas privadas es el menor de Andalucía, con 24 días menos que la media

NURIA TRIGUERO

Málaga es la provincia andaluza donde los autónomos tardan menos en cobrar sus facturas, tanto de las administraciones públicas como de otras empresas. De hecho, el plazo medio de cobro que soportan los profesionales por cuenta propia malagueños, que es de 73 días para clientes públicos y 72 para privados, se sitúa 24 días por debajo de la media andaluza y también es inferior a la media española (fijada en 83 días para el sector público y 85 para empresas). Así lo revela una encuesta realizada por la Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía (ATA), que matiza que estos plazos, aunque mejores que los del resto de provincias, siguen sin cumplir los 30 días que marca la Ley.

Centrando el análisis en el sector público, las administraciones de Cádiz, con 116 días de media (casi cuatro meses), son las que más tarde abonan sus facturas a los autónomos. Le siguen en mayor plazo de morosidad Jaén, con 110 días y Huelva y Almería empatadas en 108 días. En la parte 'menos mala' del ranking se sitúan Granada (con 94 días de media), Sevilla (88 días), Córdoba (79 días de media) y Málaga (73 días).

Málaga destaca además por ser la provincia donde más se ha acortado el plazo de pago de las administraciones en el último año: hoy los autónomos tardan 44 días menos en cobrar que en septiembre de 2014, lo que supone un descenso del 37,6%. En el conjunto, la reducción media ha sido del 26,5%, es decir, de más de un mes.

No obstante, el informe de ATA incide en que las administraciones públicas siguen sin adaptarse a la Ley de Morosidad, a pesar de que reconoce que en los últimos doce meses se ha reducido el período medio de pago en más de un mes.

Según la patronal de los autónomos, la Administración Local es la que ha hecho el mayor esfuerzo en materia de lucha contra la morosidad, gracias en buena parte a los diferentes planes de pago a proveedores que se han puesto en marcha. En el último año los ayuntamientos han reducido los plazos de pago un 33,1%, es decir en 46 días hasta los 93 días de media actuales que tienen que esperar los autónomos para recibir el pago por su trabajo.

En cambio, la Administración Central ha incrementado su demora en el pago un 9,8%, pasando de 41 días a 45. Por su parte, la Administración Autonómica ha reducido un 19% su retraso, pero sigue siendo la más morosa con los autónomos, con 101 días de media.

Morosidad entre empresas

El informe elaborado por ATA Andalucía demuestra que los periodos medios del pago del sector privado, al que denomina 'B2B' ('Business to Business') son también muy altos pero siempre y especialmente lastrados por la morosidad de las grandes empresas.

Así, se comprueba que los plazos de pago entre las empresas se sitúa en 96 días de media en Andalucía, que pese a haber reducido este plazo en seis días en el último año sigue siendo la comunidad autónoma en la que más morosidad privada hay. Dentro de la foto provincial, Málaga es también la que sale mejor parada, con una media de 72 días: un mes menos que la provincia más lenta en el pago de facturas, Cádiz (111 días).

ATA denuncia que las empresas de más de 1.000 trabajadores, que a priori son las que más capacidad tienen parar hacer frente a sus facturas con proveedores, continúan siendo las que más tardan en pagar, demorándose en más de cuatro meses (137 días) en hacer frente a las facturas que tienen con sus proveedores. Según se deduce de la encuesta realizada por esta organización, cuanto menor es el tamaño de la empresa, menos tarda en pagar las facturas. Así, las empresas que tienen entre 250 y 1.000 trabajadores pagan en 136 días de media. Si descendemos a las empresas que cuentan con entre 50 y 250 empleados, los plazos medios de pago descienden hasta los 94 días y hasta los 79 en el caso de las que tienen entre 9 y 50 trabajadores. Por último, las transacciones entre microempresas se sitúan en 71 días y las de los autónomos se sitúan en 59 días, siendo éstos los únicos que, según este estudio, cumplen el plazo marcado por ley (60 días para sector privado).

Medidas para luchar contra los morosos

La patronal de los autónomos acompaña el informe de la petición de que se pongan en marcha de forma inmediata varias medidas para acabar con este problema: crear un cuerpo de inspección que vigile la morosidad, establecer un recargo del 20% inmediato para todas aquellas administraciones que no paguen en , fijar un régimen sancionador para todas aquellas administraciones y empresas que incumplan de forma reiterada y siempre y cuando responda a malas prácticas los plazos de pago con sus proveedores, habilitar un buzón de denuncias y que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) reconozca los incumplimientos de pago como un instrumento de competencia desleal.

No nos podemos permitir perder de nuevo el tejido empresarial que se ha mantenido y que hemos recuperado durante la crisis. Hay que consolidar a los empleadores para consolidar la creación de empleo y la morosidad es su principal lacra y freno a la hora de crecer y contratar, señala Rafael Amor, presidente de ATA en Andalucía.

Los problemas se han reducido con respecto al año pasado, pero siguen ahí. Y como ya pasó hace unos meses, el periodo electoral suele coincidir con aumentos en los tiempos de demora en los pagos de las facturas a los autónomos por lo que desde ATA reclamamos que no se pare la economía por unas elecciones y no se castigue al pequeño autónomo. No pagar las deudas con ellos supone obstaculizar la consolidación de la recuperación económica y desacelerar la buena marcha del consumo interno, añade el dirigente de la patronal andaluza de los autónomos.

 

Fotos

Vídeos