La morosidad pública repunta hasta superar los 100 millones

EUGENIO CABEZAS

No todo son buenas noticias para el colectivo de los autónomos malagueños. La morosidad y las dificultades para acceder a créditos siguen siendo los dos grandes caballos de batalla del sector. Según los datos que manejan desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Andalucía, la deuda que mantienen las administraciones públicas con los autónomos malagueños supera los 100 millones de euros, una cantidad que se eleva hasta los 500 en Andalucía.

Esto a pesar de los tres planes de pago a proveedores puestos en marcha por el Estado español, que han supuesto un verdadero balón de oxígeno para el sector. «En realidad el Gobierno central salió a rescate de los ayuntamientos y comunidades autónomas, que son los grandes deudores, pero nunca ha salido a salvar a los más de 400.000 autónomos andaluces que han tenido que echar el cierre por culpa de la crisis», asegura el presidente del colectivo de trabajadores por cuenta propia en la región, Rafael Amor.

«Los autónomos seguimos necesitando financiación, pero el temor a endeudarnos continúa haciendo mella y hace que sólo tres de cada diez hayan acudido a una entidad bancaria», sostiene el presidente de ATA, quien con respecto a la morosidad destaca que uno de cada tres se ve afectado por ella directamente.

Al tiempo, desde el colectivo de los autónomos resaltan que los tiempos de cobro «cada vez son más largos». En concreto, la mitad de los autónomos ingresa sus facturas después de los 90 días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos