La guerra por el carro de la compra libra nueva batalla en Málaga

La guerra por el carro de la compra libra nueva batalla en Málaga

Carrefour rompe la tendencia general desde la crisis, la del 'súper' pequeño, y redobla su apuesta por el formato 'hiper' con la compra de los Eroski de Fuengirola, Vélez y Antequera

J. J. BUIZA

En el mundillo de la distribución era un secreto a voces desde hacía tiempo, pero no se confirmó hasta esta semana. Eroski anunciaba un acuerdo para vender a Carrefour un paquete de 36 hipermercados en España por 205 millones de euros. Tres de ellos se ubican en Málaga: Fuengirola, Antequera y Vélez-Málaga.

GRUPOS EN MÁLAGA

Mercadona

Superficie de venta: 113.400 metros cuadrados.

Establecimientos: 87.

Grupo Carrefour

Superficie: 71.004 metros.

Establecimientos: 14.

Grupo El Corte Inglés

Superficie: 56.950 metros.

Establecimientos: 31.

Eroski

Superficie: 56.715 metros.

Establecimientos: 44.

Supersol

Superficie: 55.298 metros.

Establecimientos: 61.

Grupo Dia

Superficie: 35.688 metros.

Establecimientos: 69.

Maskom

Superficie: 33.295 metros.

Establecimientos: 50.

Lidl

Superficie: 26.300 metros.

Establecimientos: 26.

La operación, pendiente del visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y que conllevaría el mantenimiento de los puestos de trabajo, vendría a reforzar la presencia del grupo francés en la provincia y su apuesta por un formato, el de los 'hiper', que parecía en franca decadencia desde la crisis.

«La proximidad ha adquirido mayor importancia, lo que explica en cierto modo el éxito del supermercado. Los principales grupos de distribución han diseñado enseñas y tiendas más cercanas a la clientela y más reducidas en tamaño pero con altos estándares de calidad y precios bajos», apunta Antonio Palma, de la consultora Geomarket, especializada en estudios de mercado y licencias para grandes superficies.

No parece que la última maniobra de Carrefour vaya a significar un resurgir del hipermercado, ya que se trata de un formato tradicionalmente vinculado a la construcción de centros comerciales. Y en la provincia no hay a la vista ningún proyecto a corto o medio plazo, más allá del gran complejo en Torremolinos, todavía en fase de trámites. Eso sí, con la adquisición de estos tres establecimientos, el gigante francés sumará casi 13.000 metros cuadrados más de superficie de venta y refuerza su segunda posición en el 'ranking' provincial, que lidera con claridad Mercadona.

La otra pata de la operación, Eroski, confirma su estrategia de retirada del sur de la península, donde su apuesta se ha centrado en la franquicia. «Eroski lleva cambiando de escenario bastante tiempo. Han desarrollado su línea de franquicias para intentar recuperar el volumen de pérdidas, y quieren hacerse fuertes con tiendas propias en el norte y en Cataluña, con lo que eran lo antiguos Caprabo», señala el economista, bloguero y especialista del sector de la distribución Francisco Fernández Reguero.

El acuerdo entre franceses y vascos ha reavivado los rumores sobre nuevas operaciones este año en la provincia. Supersol está en el punto de mira desde que fuera adquirido por el grupo lituano Maxima en 2012. Por el momento, su estrategia se ha centrado en la remodelación de algunas tiendas y cambios de imagen, pero es el único entre los principales operadores que ha visto reducida su superficie, apuntan desde Geomarket.

El segundo, CNMC mediante, será Eroski. Los expertos se preguntan también qué ocurrirá ahora con el almacén logístico que el grupo vasco tiene en Málaga, el mismo que vendió en 2010 a Azkar (pero que siguió utilizando con un alquiler a largo plazo) y para el que anunció un ERE el pasado verano.

Antonio Palma destaca por otro lado la pujanza desde la crisis de las tiendas de descuento o 'hard-discount'. Los alemanes Lidl y Aldi han vivido su particular guerra de aperturas dentro de sendos procesos de expansión que se han saldado con varias aperturas en Málaga. El grupo español Dia también ha acometido aperturas, ha reforzado su apuesta por el fresco y se ha lanzado a vender por internet en Málaga y otras grandes ciudades. Sus cuentas de 2015 revelan un aumento de la facturación del 13,3%, aunque su beneficio bajó un 9%.

Palma espera que siga habiendo movimientos, porque es lo habitual: «Algunos necesitan liquidez para responder a acreedores o emprender nuevos procesos de expansión, a la vez que se desprenden de activos poco rentables. Otros ven en estas desinversiones una oportunidad rápida de expansión en nuevos mercados o en mercados menos saturados».

El próximo capítulo parece que lo escribirá El Corte Inglés y su llamada 'Operación Batman', por la que pondrán a la venta 200 inmuebles de los llamados no estratégicos. Su precio: 1.000 millones.