Las benjaminas se llevan los halagos en el Campeonato de España de Antequera

María Vicente. La joven de 18 años batió tres récords, entre ellos el nacional de pentatlón absoluto, que la coronó como la reina de la competición en Antequera. /A.J.G.
María Vicente. La joven de 18 años batió tres récords, entre ellos el nacional de pentatlón absoluto, que la coronó como la reina de la competición en Antequera. / A.J.G.

El primer día trajo consigo tres récords de España, todos femeninos; cuatro mínimas europeas y una plata para Borja Vivas

MARINA RIVAS

El primer día del Campeonato de España de atletismo, que concluye hoy en Antequera, cerró sus puertas con la misma intensidad con la que comenzó la jornada. Al inicio de la mañana, en la que pretendía ser la fase más tranquila de este Nacional, dos mínimas europeas y dos inesperados récords de España comenzaron a abrir boca en la localidad malagueña. El primer protagonista fue el olímpico Eusebio Cáceres, que se colgó el primer oro de la cita y con un salto de 7,99 que lo coloca líder del 'ranking' nacional y, lo más importante, le abrió las puertas del Europeo de Glasgow. Las buenas noticias llegaron en efecto dominó, esta vez por obra de las que se convirtieron en las grandes estrellas del campeonato.

La primera de ellas fue María Vicente. Anticipando lo que vendría después, la joven de apenas 18 años logró a primera hora el récord nacional sub-20 en los 60 metros vallas (8.35). Le siguió una de las benjaminas de la cita absoluta, Salma Paralluelo, que, a sus 15 años, batió el récord de España sub-16 y sub-18 en los 400 metros lisos (54.10). Su caso resulta peculiar porque, además, es campeona del mundo sub-17 con la selección nacional de fútbol, donde se la conoce como 'la gacela de La Rojita'. Los logros siguieron hablando femenino. Pasaron unas horas y llegó la segunda mínima europea, la de una 'tapada', Maialen Axpe, gracias a un histórico 4,50 que la coloca como la segunda mejor marca de todos los tiempos en pértiga en España.

Los datos

Campeones de España.
Eusebio Cáceres (longitud), Maialen Axpe (pértiga), Orlando Ortega (60 vallas), Carlos Tobalina (peso), Patricia Sarrapio (triple), Cristina Espejo y Artur Bossy (3.000), Jaël Bestué (60 lisos) y Adrián Vallés (pértiga).
Mínimas para el Europeo.
Eusebio Cáceres, en longitud (7,99); Maialen Axpe, en pértiga (4,50); Carlos Tobalina, en peso (20,39) y Cristina Espejo, en los 3.000 metros lisos (9:02.45).
Récords.
Salma Paralluelo, récord nacional sub-16 y sub-18 en el 400 (54.10) y María Vicente, récord de España absoluto en pentatlón (4.412 puntos) y récord nacional sub-20 en los 60 vallas (8.35).

Ya en la jornada vespertina, pese a que comenzó algo más tranquila de lo habitual, una grada abarrotada en Antequera ejerció presión para que los protagonistas lograran sus metas. Así lo hizo Carlos Tobalina, que con un mejor lanzamiento de 20,39 en peso se coronó campeón de España y se hizo con el pase para Glasgow en un concurso marcado por la reaparición del malagueño Borja Vivas, que obtuvo la plata. La cuarta y última mínima de la jornada se hizo de rogar y de nuevo lo protagonizó una de las atletas que no partía como favorita. En una rapidísima final de 3.000, Cristina Espejo se coronó y metió la cabeza en Europa con una marca personal de 9:02.45.

Sin embargo, ni cuatro mínimas eclipsaron a la estrella de la jornada. La pista de Antequera, donde logró el récord mundial sub-18 de pentatlón, volvió a formar parte del camino hacia la gloria de María Vicente. Tras un primer récord en vallas, obtuvo la mejor marca nacional de la historia en longitud dentro del pentatlón (6.36) y por fin, tras el 800, se alzó con el oro y rompió el récord de España absoluto de pentatlón, que pertenecía a su compañera esta cita, Bárbara Hernado. Poco antes del cierre del campeonato, como viene siendo habitual, la Federación Española rindió homenaje a dos de sus históricas estrellas, en este caso a la cuatro veces olímpica y plusmarquista nacional en salto de altura, Concha Montaner, y al que fuera campeón de Europa de 5.000 metros y dos veces olímpico, Jesús España.

Los malagueños

En cuanto a la representación malagueña, apenas se atisbaron alegrías. Borja Vivas (18.89) se colgó la plata, la única presea costasoleña. Aunque muy lejos de sus marcas, el lanzador malagueño recibió el calor de un público que apreció que en mitad de un proceso de recuperación por lesión se animara a volver al círculo. Asimismo, el saltador antequerano de origen cubano Lysvanys Pérez, que concluyó duodécimo igualando su marca de la temporada (2,09 en altura), fue homenajeado en la que resultó su despedida de las grandes competiciones tras toda una vida como internacional. Lucía Torres (del Clínicas Rincón Vélez) fue décima en el pentatlón y Patrick Ezenwa (del Nerja) fue el único en pasar de ronda, en su caso a las semifinales en 60 lisos.

Unos 4.000 espectadores arropan y llevan en volandas a los atletas

ANTONIO J. GUERRERO

El Centro de Tecnificación VI Centenario de Antequera está a toda máquina con la celebración del Campeonato de España Absoluto de atletismo en pista cubierta, que se desarrolla en Antequera. Decenas de personas fueron llegando hasta casi completar el aforo de la zona de gradas, unos 4.000 espectadores, donde disfrutan como uno más de la competición, aplaudiendo y apoyando a los deportistas, que tenían como principal objetivo la obtención del pasaporte para el Campeonato de Europa que se celebrará en Glasgow en dos semanas.

Desde las diez de la mañana de ayer la ciudad disfruta de una cita que da cabida a 475 atletas (243 mujeres y 232 hombres), que se miden en una competición deportiva frenética. Además de los atletas, el campeonato también aglutina a 194 personas entre entrenadores, delegados y personal acreditado, y 80 personas trabajarán en la organización.

Durante el campeonato, los atletas compiten en 13 pruebas diferentes tanto en categorías masculina como femenina: 60, 200, 400, 800, 1.500, 3.000 metros, 60 metros vallas, altura, pértiga, longitud, triple salto, peso y heptathlon.

En la ciudad, la celebración de este campeonato nacional prevé un impacto económico de 1,6 millones de euros, de los que 600.000 irán a parar directamente a Antequera. Igualmente, se considera que la exposición de la marca de la ciudad a través de la cobertura de los medios de comunicación generará un beneficio cuantificado en 1.028.000 euros.

Por la pista pasaron, de momento, importantes atletas, como Óscar Husillos o María Vicente, además de Héctor Santos o Salma Celeste, que dieron su particular vuelta de honor atendiendo a las llamadas para fotografiarse con jóvenes deportistas y aficionados en los graderíos.

El ambiente fue a más

Por la tarde, mejor ambiente incluso, tanto en las gradas como en la pista, donde se desarrollaron numerosas finales y se consiguieron más de una marca personal y récord, con la consecuente ovación del público.

Entre ellos, Orlando Ortega, campeón de España de 60 metros vallas, que dijo: «Estoy muy contento de estar aquí en Antequera, espero que el público haya disfrutado del espectáculo que hemos dado. Seguimos intentando dar lo mejor en cada competición». De la misma manera, mandó un mensaje a las promesas: «Quiero dar un saludo a todos los chicos jóvenes que se entrenan aquí, que intenten disfrutar cada día los entrenamientos de la competición».

También hemos vivido una intensa tarde con María Vicente, que consiguió en Antequera el récord de España de Pentatlón, con 4.412 puntos. «Gracias a todos por venir a apoyar aquí al Campeonato y animar a seguir entrenando y luchando porque, si de verdad lo queréis, los sueños se cumplen», señaló.

De la misma manera, la joven vencedora subrayó el papel del público en el Centro de Tecnificación de Atletismo de Antequera: «La verdad es que ha sido un súper ambientazo. Muchísimas gracias al público, porque de verdad me han ayudado mucho a mejorar y motivarme. Sin vosotros no habría sido posible».

Especial protagonismo tuvo el atleta antequerano de procedencia cubana, Lysvanys Pérez, que compitió en la final de la prueba de altura masculina, despidiéndose como profesional. Por ello, tanto su club como el Ayuntamiento de Antequera le realizaron un pequeño homenaje en su despedida. Se mostró satisfecho y agradecido por su trabajo: «Agradecer el apoyo que he tenido de todo el público y del pueblo antequerano, y muchas gracias por venir a un espectáculo como es un Campeonato de España».

Lysvanys Pérez: El saltador malagueño y residente en Antequera fue homenajeado al despedirse de la competición. Borja Vivas: El lanzador malagueño reapareció en competición en mitad de la recuperación de su lesión y consiguió llevarse la medalla de plata, aunque muy por debajo de sus habituales marcas. Salma Paralluelo: A sus 15 años, la campeona del Mundial sub-17 de fútbol con España batió el récord nacional de 400 en categorías sub-16 y sub-18, con un tiempo de 54.10.