Busquets deja en el aire su futuro tras la Eurocopa y Ramos puede igualar el récord de Casillas

Sergio Busquets, el sábado en conferencia de prensa en El Molinón. /Efe
Sergio Busquets, el sábado en conferencia de prensa en El Molinón. / Efe

«Es un ejemplo que te reafirma por su atención y entrega», destaca Robert Moreno sobre el capitán español

Ignacio Tylko
IGNACIO TYLKOMadrid

Sergio Ramos, indiscutible capitán español, cumplirá este domingo ante Islas Feroe, si es que juega, tal y como advirtió su técnico Robert Moreno en la víspera, su partido número 167 con la selección absoluta, con lo que igualaría el récod de entorchados que posee Iker Casillas. Un mundo desde el estreno del sevillano, el 26 de marzo de 2005, con sólo 18 años, ante China (3-0) en Salamanca.

Su figura fue alabada este sábado tanto por el nuevo seleccionador, catalán y del Barça para más señas, como por Sergio Busquets, compañero de fatigas en la Roja y gran rival de club. «Si no lo pongo (a Ramos), ya tenemos el lío», bromeó Moreno. «Tengo mucha relación con él, cada día me sorprende más. Estoy conociendo a la persona y no puedo tener ninguna queja. Es un ejemplo que te reafirma con su atención y su entrega, acepta bien la crítica y te la agradece, lo que es difícil en jugadores a este nivel; eso te facilita la tarea», añadió.

«Lo de Sergio es una brutalidad. Ha sido, es y será de los mejores del mundo por sus cualidades. Es un orgullo tenerle aquí como capitán y haber conseguido dos Eurocopas y un Mundial con él», subrayó, por su lado, el mediocentro azulgrana. Busquets, por cierto, dejó en el aire su futuro en la selección española, más allá de la próxima Eurocopa de 2020.

¿Como Piqué?

Cuando se le preguntó si piensa seguir con la Roja hasta que le retiren o dar un paso al lado, como su compañero Gerard Piqué, hizo este reflexión: «Ya tengo una edad (31) y al final tienes que ir año a año. Dependerá de las sensaciones, de cómo me encuentre, de la confianza del entrenador y de los resultados. No sé anticipar el futuro, trabajo pensando en mejorar cada día y en la Eurocopa».

Busquets, con 114 partidos internacionales a sus espaldas, evitó comparar la actual selección con la campeona del mundo porque, a su juicio, «es un error que cometemos a menudo». «El fútbol ha cambiado y los rivales están mejor preparados a todos los niveles. Por suerte, tenemos mucho donde elegir», insistió antes de mostrar el «máximo respeto por Islas Feroe» y remarcar que «el partido no es ninguna broma».

Busquets alabó a los «tres porteros magníficos de la selección», recordó a Quini como «un gran goleador», al que no pudo ver, y una «persona entrañable, siempre con buenas palabras y al que todo el mundo quería saludar». Destacó su idilio con El Molinón porque allí jugó su primer partido fuera de casa con el Barça (0-6) y puso énfasis buena sintonía tradicional entre culés y gijoneses, con los traspasos de Quini, Luis Enrique, Abelardo o el Guaje Villa en la memoria de todos.