Mundial 2018

Rusia 2018

Lucas Hernández tomó con Francia la decisión ganadora

Lucas Hernández, con la selección francesa en el Mundial./AFP
Lucas Hernández, con la selección francesa en el Mundial. / AFP

Meditó nacionalizarse con España, la legislación complicaba el cambio y una llamada de Deschamps por la lesión de Kurzawa le ha permitido ser uno de los mejores en Rusia

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Moscú

«España me lo ha dado todo y si mi nacionalidad está cerca de hacerse estaría encantado. Me considero un español más. Claro, qué te voy a decir, hablo mejor español que francés. Entonces con eso te lo digo todo. Si me llaman yo voy». Eso dijo Lucas Hernández hace poco más de cuatro meses, el 3 de marzo, en una entrevista con TVE. Ahora, 134 días después, puede ser campeón del mundo con Francia, donde está siendo titular a sus 22 años (por delante de Mendy, que se ha pasado muchos meses lesionado), y se ha convertido en uno de los mejores del torneo en el once que la FIFA comunicará antes de la final.

Ahora muchos en España cuando ven al lateral rojiblanco brillar en el Mundial se preguntan qué pasó. Lo cierto es que Lucas, que había pasado por todas las categorías inferiores (sub-16, sub-18, sub-19, sub-20 y sub-21) deseaba jugar con España y sus representantes iniciaron los trámites para obtener la nacionalidad española y poder ser seleccionado antes del torneo mundialista por Julen Lopetegui, con el que la familia tiene buena relación de la época rayista de su padre, Jeff Hernández, y con el que ni Lucas ni Theo tienen contacto desde hace años.

El polivalente defensa marsellés informó a los responsables deportivos de la Federación Española de Fútbol (FEF) que iba a comunicar su decisión a la Federación Francesa, pero Fernando Hierro, entonces director deportivo, tras una consulta a la FIFA recibió una advertencia jurídica de que el proceso deportivo podía ser más farragoso de lo esperado por haber disputado un Europeo sub-19 con Francia sin doble nacionalidad (no existe esa figura entre estos dos países).

Incluso aunque se acelerasen trámites pertinentes para adquirir el pasaporte español previos a jurar la Constitución vía Consejo de Ministros, polémica decisión teniendo en cuenta una denuncia por malos tratos compartida con su pareja Amalia de la Osa tras una discusión de madrugada que acabó con ambos en comisaría con señales de agresiones en febrero de 2017, era probable que no pudiera estar en los amistosos ante Alemania y Argentina, ya que no estaba claro que pudiera hacer el 'traspaso' en función de los artículos 5.2 y 8 de los Estatutos de la FIFA. Quizá no llegase a tiempo para la Copa del Mundo.

Entonces Didier Deschamps movió ficha aprovechando la lesión de Layvin Kurzawa y llamó al defensa para anunciarle que, si todo iba bien, estaría en Rusia. Lucas no dudó y tomó la decisión. «Había rumores, pero está muy contento de jugar con nosotros. Le llamo para jugar de lateral izquierdo. En la selección sub-21 ya ha jugado en ese puesto, puede hacerlo de central -donde normalmente juega en el Atlético- y de lateral», dijo aquel día el técnico galo, que negó haberle citado para evitar que cambiase de bando. «Nunca elijo a un jugador para impedir que juegue en otra selección. Cuando hago la elección es porque pienso que es el momento justo para Lucas, como fue el caso para otros jugadores. Después ustedes conocen el reglamento. Los partidos amistosos no permiten bloquear a un jugador», dijo el seleccionador, recordando que sólo un duelo oficial bloquea cambiar de país, algo que le sucedió a Munir cuando quiso participar en la Copa del Mundo con Marruecos.

Consciente de que cambiarse a España tenía inconvenientes, el camino seguro era Francia. Desde el primer momento mostró su «orgullo» por jugar con la absoluta, con la que debutó perdiendo 3-2 un amistoso ante Colombia. «He tomado mi decisión desde hace tiempo. Estoy orgulloso de llevar esta camiseta y mientras que esté en el campo haré todo lo posible para defender a muerte esta camiseta.», comentó, antes de reconocer momentos de indefinición. «Soy muy ambicioso. Cuando estás lejos de Francia y no tienes noticias piensas cosas, pero el entrenador (Didier Deschamps) te llama, te dice que cuenta contigo y no tuve que pensarlo. Ni siquiera tuve que reflexionar. Directamente dije que sí», precisó.

Un atlético campeón del mundo

De sus 22 años de vida, 18 de ellos los ha pasado en Madrid: «Cuando digo que España me lo ha dado todo, a nivel personal y futbolístico, es verdad. He realizado mis estudios allí, toda mi carrera como futbolista. Hablo mejor español que francés, eso es verdad también, se puede ver con mi acento. Me lo ha dado todo pero mi país es Francia. Es mi país de nacimiento y es un orgullo poder ser francés, como toda mi familia es francesa. En ningún momento podía jugar con España, era imposible. Si hubiese podido jugar con ellos a lo mejor estaría con España. Si fuese español estaría con España, pero como soy francés, juego con Francia».

Arropado por Antoine Griezmann, que le llama 'el soldado' y está encantado con 'La Decisión', se ha ido ganando a sus compañeros desde el primer día, cuando tuvo que cantar una canción como novatada y optó por 'La Bamba' para que fuera coreada por sus compañeros. «Es un buen chico. Está bien que haya elegido Francia. Es muy bueno, muy joven todavía. Lucas volverá con todavía más experiencia a su club. Tiene un bonito futuro con la selección», dice Olivier Giroud.

El lateral del Atlético ha aportado mucho a nivel defensivo a una selección que en ocasiones le recuerda a su club, el que más jugadores aporta a la final del Mundial, con cuatro (Griezmann, el propio Lucas y Lemar, que aún no ha debutado, además del croata Sime Vrsaljko). «En defensa hacemos un gran trabajo y el equipo en bloque se beneficia. Trabajamos todos, es un sistema que venimos entrenando tiempo». Lucas, que va a ser padre después del Mundial, con la pareja que se casó en Las Vegas rompiendo una orden de alejamiento dictada por el juez, dice que aún no es «consciente» de que está en la final del Mundial. «Es lo más grande que te puede pasar como futbolista. Ojalá podamos ganarlo. Hay que ganar sí o sí», reclama.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos