Jornada 37

El Atlético le regala a Godín el subcampeonato

Diego Godín mira el Metropolitano tras el partido Atlético-Sevilla. / Efe

Los rojiblancos sumaron el punto que necesitan para acabar segundos en el adiós del capitán rojiblanco del Metropolitano

Javier Varela
JAVIER VARELAMadrid

Diego Godín compartió su último día en clase con sus compañeros del Metropolitano. Hubo emoción, cánticos, bocadillos, goles y lágrimas. Muchas lágrimas. No hubo victoria pero sí el punto que necesitaban los muchachos de Simeone para asegurar el subcampeonato sin mirar a otros marcadores. El central uruguayo estuvo rodeado de muchos de los que han llevado al Atlético a lo más alto en la última década y de todos los que desde que se puso la camiseta rojiblanca el primer día le quieren como se quiere a un hermano. Así es el fútbol de sentimiento que tan denostado está en el balompié actual. En ese fútbol lo que cuenta son los números y estos decían que los rojiblancos necesitaban un punto para asegurarse terminar con buena nota el curso y terminar segundos.

1 Atlético

1 Sevilla

Goles
1-0: min. 31, Koke. 1-1: min. 69, Sarabia
Árbitro
De Burgos Bengoetxea (C. Vasco). Amonestó a Roque Mesa, Thomas, Morata, Aleix Vidal, Koke, Lemar, Navas y Saúl.
Incidencias
Partido correspondiente a la 37ª jornada de Liga 2018-19, disputado en el estadio Wanda Metropolitano. 60.234 espectadores. La plantilla del Atlético Femenino ofreció el título de Liga antes del choque.

Como alumnos aplicados y obedientes a su maestro, el Atlético buscó la victoria desde el pitido inicial. Ya en el primer minuto a punto estuvo de rematar el propio Godín un córner de cabeza. También de cabeza Álvaro Morata hizo lucirse a Vaclik tras un remate a bocajarro del '22' del Atlético, que llegaba con claridad a la portería del Sevilla. Los rojiblancos jugaban a placer, como si estuvieran en el patio del colegio, ante un Sevilla que no parecía estar jugándose apurar sus opciones de jugar Champions. El Atlético marcó, en concreto Morata, pero el colegiado anuló la acción por fuera de juego previo de Filipe Luis, que es el que había asistido al delantero madrileño.

Pero el que sí subió al marcador fue el gol de Koke, sólo dos minutos después. Una recuperación en el área de Thomas, acabó en los pies de Rodrigo que asistió a Koke. El '6' rojiblanco, que heredará el brazalete de Godín la próxima temporada, se recorrió medio campo hasta que llegó a la frontal del área, donde su remate lo desvió sin querer Kjaer para poner el 1-0 en el marcador del Metropolitano y dedicarle el gol a su capitán. Huelga decir que el Atlético es un buen equipo, pero si además le das tantas facilidades como había dado el Sevilla hasta entonces, ante la desesperación de un Joaquín Caparrós que mascaba chicle de forma compulsiva, cualquier cosa que no fuera un triunfo rojiblanco al descanso se antojaba imposible.

El VAR anuló un gol a Correa

La segunda parte comenzó eléctrica para el Atlético, que a punto estuvo de marcar a los dos minutos. Una perfecta jugada entre Griezmann –que estaba dejando los mejores detalles del partido- y Morata la mandó pegada al palo Thomas que llegó desde atrás sorprendiendo a la defensa hispalense. El francés se soltó y en una triangulación con Morata –menudo socio ha encontrado- dejó solo a Ángel Correa, que había entrado minutos antes para que resolviera con calidad y pusiera el 2-0 en el marcador. Pero el asistente levantó la bandera por fuera de juego del argentino, y el VAR confirmó que estaba adelantado. Los de Simeone eran muy superiores, pero el partido seguía abierto y el Sevilla parecía haber espabilado. Y con un centro lateral a la espalda de Filipe le bastó para que Sarabia pusiera el empate en su primer remate entre los tres palos. Y no logró el segundo pocos minutos después porque el propio Sarabia mandó arriba una asistencia genial de Ben Yedder tras una espectacular jugada personal.

El paso de los minutos no movió el marcador y dejó en 'stand by' a un estadio que parecía reservarse para el homenaje a su capitán tras el pitido final a pesar del empeño del 'speaker' SImeone de levantar a la grada. El Metropolitano, eso sí, no pudo celebrar el récord de 16 victorias en casa (se quedó en las 15) que logró en la campaña 1990-91. Pero eso era lo de menos para una afición que había acudido al estadio rojiblanco para rendir un sentido homenaje a su capitán. Entonces sí que el Metropolitano se vino abajo. Lágrimas en la grada, en el césped y en un rostro de Diego Godín, que pasó su última tarde en el colegio con sus compañeros.